Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 31°
    • Despejado
    • Presión 1024.38 hpa
    • Humedad 62%
  • Villa Angus sufre el anegamiento de calles con las continuas lluvias

    17/1/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Tal como se informó en ediciones anteriores, las condiciones climáticas para este verano presentan características atípicas, con numerosas precipitaciones que se extenderán a lo largo de toda la temporada estival.
    Este escenario deriva en una postal preocupante para vecinos de distintos barrios que, ante la incipiente caída de agua, activan de manera inmediata protocolos de acción para tratar de amortiguar el impacto de las lluvias.
    El caso de Villa Angus (H) es, quizá, el más notorio por estos días, aunque no el único. Con las lluvias registradas días atrás, los vecinos del lugar volvieron a sufrir las consecuencias. A pesar de las intenciones del vecindario por mantener limpias las zanjas, y evitar los anegamientos, la falta de infraestructura ofrece un abanico de factores que contribuyen al deterioro de la calidad de vida de los vecinos.
    Por un lado, el zanjeo realizado en el lugar ofrece un funcionamiento prácticamente obsoleto, dado que el barro de las calles que arrastra el paso del agua los días de lluvia, termina obstruyendo el drenaje del agua, generando que en pocos minutos, los conductos se rebalsen. A esto, se suma el mal de las calles, donde en algunos casos, como en calle Maipú, le han colocado tosca sobre la capa asfáltica. Esto, no sólo contribuye a la situación enunciada en primer lugar, sino que provoca la generación de baches de grandes dimensiones, que impiden la circulación de vehículos por el lugar, dado que por un lado existe el temor a quedar empantanados, y por el otro, el de romper el rodado.
    “Si tenemos una urgencia, acá no puede entrar ninguna ambulancia porque la calle es un desastre”, comentó una vecina de calle Maipú.
    Como parte del reclamo, también insisten en la necesidad de mejora de la calle Paso, una bajada que, quien pueda circular por el lugar, observará el importante deterioro que presenta generando complicaciones a los habitantes del barrio.
    Los vecinos se sienten aislados, olvidados y, sobre todo, usados. Al respecto, sostienen que durante épocas de campaña “llegan políticos de todos los colores y ahí se acuerdan que existimos”.
    Respecto a protocolo de acción al que se hacía referencia al comienzo, los vecinos manifiestan que con las primeras gotas saben que deben colocar en altura los bienes más importantes que tengan en la vivienda, dado que “en cualquier momento el agua empieza a subir y ya nos pasó varias veces que perdimos muebles, camas y ropa”.

    Calles anegadas, un paisaje común en esto días lluviosos.