Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 9.7° / 10.6°
    • Despejado
    • Presión 1025.93 hpa
    • Humedad 69%
  • Un conflicto podría generar 277 despidos en el Carem 25

    24/1/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Dirigentes de la Uocra local fueron convocados por la empresa Techint a una reunión en la que fueron informados sobre un conflicto con el gobierno nacional, que podría generar 277 despidos en el proyecto nuclear Carem 25 que se está desarrollando en Lima.
    No se trata de una nueva “ola de despidos” en relación al trabajo en sí, ya que como aseguraron desde la Unión Obrera de la Construcción local, todavía hay mucho para hacer respecto al montaje civil de la obra, sin embargo hay posibilidades de que 277 obreros puedan quedarse sin trabajo a partir del 30 de enero.
    Según confirmaron desde la Uocra, el problema es que el gobierno nacional no readecuó los precios y le sigue pagando a la empresa según los precios del año 2017. Esto habría generado una pérdida de 9 millones de dólares a Techint, con lo cual le dieron el ultimátum al gobierno de Macri que si no actualiza los precios de los materiales y de los salarios a enero de 2019, se retirarán de la obra, dejando sin empleo a 277 trabajadores, de los cuales la mayoría son de la zona de Zárate, Campana, Lima, Baradero y Alsina.
    No solamente son 277 trabajadores de la construcción sino también otros jerárquicos pertenecientes a Techint, con lo cual completarían un total de 320 trabajadores los afectados a tal situación.
    Por lo tanto serán días decisivos para que se destrabe el conflicto y la Uocra ya anunció que de no solucionarse se movilizarán al ingreso de las centrales nucleares, realizando un corte total para los próximos días.

    Carem 25
    Se trata de la construcción de un reactor nuclear a una escala más pequeña; técnicamente se denomina reactor nuclear modular y la construcción de un prototipo se está edificando en Lima, al lado de Atucha 1.
    Si bien existe otros proyectos de reactores similares en el mundo, este es el primero que se empieza a construir con el conocimiento científico nuclear adquirido en los últimos 50 años.
    Este prototipo prevé que -al menos- el 70 por ciento de sus insumos, componentes y servicios vinculados sea provisto por empresas nacionales calificadas bajo los estándares internacionales de calidad supervisados por la CNEA. El objetivo del mismo es llegar a construir reactores nucleares de menor escala en Argentina para luego comercializarlos a toda América Latina. Más allá del fin comercial y eléctrico, lo que se proponen construir en este predio es un polo tecnológico que representará la convergencia de todo el conocimiento nacional sobre energía nuclear en Lima, lo cual le dará una jerarquización regional por transformarse en este polo nuclear tan importante.
    A diferencia de otros proyectos, cuyos diseños buscan la generación de potencias superiores a los 600 o 700 megavatios, este reactor será “de baja potencia”. Su primer prototipo, el CAREM- 25, se encuentra en la etapa previa a su construcción y será de aproximadamente 25 megavatios de potencia eléctrica, capaces de abastecer a una población de hasta 100 mil habitantes.

    La Uocra local se rearma
    Más allá que funcionarios políticos siguen prometiendo el inicio de la cuarta central para el segundo semestre del 2019, el gremio de la construcción local tuvo tres años de un rearmado “puertas adentro” de la entidad, tratando de que sus afiliados mantengan el empleo.
    Actualmente algunos obreros se encuentran participando de la ampliación productiva de la empresa Papelera del Plata, en el Parque Industrial local y antes de que el presente conflicto de Techint con el Estado nacional se desarrollara, la Uocra local planteaba el ingreso de entre 60 y 100 personas más al Carem 25, ya que empleo es lo que sobre en ese predio ubicado al lado de Atucha 1.
    “También pudimos ingresar obreros a Atucha I, en una obra de piletas en seco para el depósito del combustible nuclear usado; pero toda la mano de obra calificada, de obreros de años de experiencia en el sector, se fue a Vaca Muerta. Muchos de ellos estuvieron trabajando en el sur. Pero hoy en día el problema lo tenemos con los más jóvenes, con chicos de 17 o 18 años que terminaron la secundaria y que quieren dar sus primeros pasos en el mercado del trabajo de la construcción. Para ellos hoy no hay alternativas y estamos trabajando en eso, no solamente para calificarlos sino también para que se inserten en el mercado laboral”, expresó el titular de la Uocra local, Julio González.
    Finalmente el gremialista se lamentó por la mano de obra calificada en el sector nuclear que también debió reacomodarse y, en función de mantener su estabilidad laboral, decidió emigrar hacia otros lugares, para trabajar en otros proyectos y en otros rubros.

    El proyecto Carem 25 en Lima.

    A %d blogueros les gusta esto: