Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 20 - Zárate - 16.4° / 17.4°
    • Nublado
    • Presión 1013.44 hpa
    • Humedad 92%
  • Detuvieron a un sujeto acusado por el femicidio de su pareja en el barrio Mitre

    4/2/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la madrugada del pasado sábado, una joven identificada como Camila Camino, de 20 años de edad, perdió la vida tras recibir un disparo en la cabeza; en principio, las versiones recogidas en el lugar del hecho indicaban un presunto suicidio, pero las pruebas y los testimonios recabados descartarían esa versión. El novio de la joven se encuentra detenido por ser el principal sospechoso.
    Un aviso recibido al servicio 911 dio cuenta de lo sucedido; una mujer se encontraba sin vida en la intersección de las calles Melillo y Juan B. Justo en barrio Mitre. Allí, se hizo presente a los pocos minutos un móvil del Comando de Patrullas, que pudo constatar lo sucedido. A la altura 1547 de la calle Melillo, entre dos palmeras, la joven yacía en posición de cúbito dorsal, con sus miembros superiores extendidos y uno por encima del otro. Cerca de sus pies, también se encontró un arma tipo revolver, calibre .38 largo con una vaina en su interior, y dos balas: una de ellas percutada tres veces, pero sin detonar y otra intacta. Esto tiene que ver, con que la munición de la que estaba provista el arma, coincidía en calibre pero no en tipo, dado que eran .38 Special.
    Fuentes de la investigación, revelaron que la joven presentaba domicilio a escasos cincuenta metros de donde ocurrió el hecho; allí, convivía desde hace un año junto a su pareja, Jonathan Genovese (25), quien se encuentra detenido en sede policial por orden de la Jueza de Garantías Dra. Gracias Cione, del Juzgado de Garantías Nro. 1, a raíz del pedido de la Fiscal. Dra. Andrea Palacios.
    En este caso, se implementó un protocolo elaborado por varios organismos, entre ellos, la ONU, al que adhirió la Nación y luego la Procuraduría de la Provincia, donde se establece, entre otras cosas, investigar en primera instancia la comisión del delito de femicidio.
    No fueron pocos los indicios que llevaron a los investigadores a pensar que se trató de un hecho de estas características –por lo que se apunta a su pareja- y no de un suicidio; por un lado, lo llamativo fue que Genovese no apareció por el lugar sino luego de tres horas. Al presentarse en el lugar del hecho, aseguró que había visto como la joven se disparaba, pero no dio aviso a la policía ni solicitó ayuda. Por el contrario, abandonó su vivienda, la cual fue allanada esa misma jornada, y donde se encontraron una serie de elementos de interés para la causa, como por ejemplo, una nota donde hablaba de una presunta traición de la joven. La finca se encontraba con la puerta entreabierta y con la televisión aun encendida.
    En lo que respecta a la escena donde fue hallado el cuerpo, se presentaron varios elementos que llamaron la atención; por un lado, el revólver fue hallado a los pies de la víctima, cuando en casos de suicidio, generalmente el arma queda cerca de las manos. Por otra parte, también se pudo observar que el revólver quedó sobre el lado izquierdo de la joven, cuando su mano hábil era la derecha.
    El disparo sobre la cabeza de la joven presentaba orificio de entrada y de salida; el proyectil impactó contra una de las palmeras allí ubicada, pero hasta el momento no pudo ser encontrado por los peritos en el lugar.
    Luego de ocurrido el hecho y ante la llegada del personal policial, los investigadores comenzaron a recolectar varios testimonios en el vecindario. Uno de ellos, el de una mujer, aseguraba haber oído la detonación y que la joven se encontraba sola. Más tarde, se supo que esta mujer, era la tía de quien hoy se configura como el principal sospechoso del caso. Vale decir, que Genovese también refirió haber intentado evitar el presunto suicidio.
    Otras de las declaraciones vertidas en el barrio, indicaron que la joven sufría violencia de género; habitantes del lugar señalaron que era frecuente oír discusiones y escenas agresiones. Esta versión, habría sido confirmada por familiares de la víctima -quienes conocían sus padecimientos- en sus declaraciones ante la fiscal.

    Serán determinantes los resultados de las pericias
    La fiscal que lleva adelante la investigación, Dra. Andrea Palacios de la UFI Nro. 7, solicitó la pericia conocida como barrido electrónico, tanto para las manos de la joven, como para la de Genovese. Esta prueba, determinará la existencia de restos de pólvora, lo que podría o no, confirmar la carátula de “Femicidio” que hoy lleva la causa, y descartar el suicidio.
    El mencionado protocolo para casos de femicidio, también prevé que los médicos forenses constaten la existencia de otras lesiones en el cuerpo de la víctima, además de las heridas causantes de muerte.
    En el lugar de los hechos trabajó personal de la Dirección Departamental de Investigaciones, personal del Comando de Patrullas, Comisaría 1ra y Policía Científica. Se espera que en la jornada de hoy, la fiscal le tome declaración al acusado.

    La víctima, Camila Camino.