Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 14.1°
    • Nublado
    • Presión 1023 hpa
    • Humedad 81%
  • Un menor recibió una picadura de alacrán

    12/2/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Un niño de 11 años ingresó en la guardia del Hospital Zonal Virgen del Carmen en la noche del pasado domingo, luego de haber sido atacado por un alacrán en su vivienda del barrio El Progreso en calle Pellegrini, antes de llegar a Ruta 9.
    Fue alrededor de las 20 horas, en circunstancias que el niño se estaba calzando sus zapatillas, cuando recibió la picadura del artrópodo. El menor fue atendido por los médicos en medio de un cuadro febril y con vómitos; según detallaron fuentes del nosocomio local, en primera instancia se le suministró el suero antídoto y se lo derivó a otro centro de salud en la localidad de San Fernando, donde permanece internado y en observación.
    A comienzos del año pasado, a raíz de las numerosas denuncias sobre apariciones de alacranes en distintos puntos de la zona, desde la Municipalidad brindaron información sobre las medidas preventivas a tener en cuenta al encontrarse con estas especies, a la vez que definieron que el alacrán es muy resistente a todo tipo de veneno, por lo que la fumigación no sería una solución al problema.
    Sin embargo, en este tiempo fueron varios los reclamos de los vecinos para que se tomen medidas al respecto; en un artículo publicado recientemente en este medio por el médico infectólogo Dr. Federico Simioli (M.N. 134255 – M.P. 551400), se describía que los escorpiones son de hábitos nocturnos y se mantienen activos todo el año, pero su mayor actividad en época estival hace más frecuentes los hallazgos en superficie durante el fin de la primavera y el verano. En la ciudad habitan típicamente en cañerías, conductos subterráneos, desagües cloacales y pluviales, donde se alimentan mayormente de cucarachas.
    En Argentina, una de las especies más frecuentes es el Tityustrivitattus, que presenta hábitos domiciliarios, con un carácter agresivo y puede ocasionar accidentes graves o fatales, siendo los niños las personas más afectadas de escorpionismo, tal como se conoce al cuadro resultante de la inoculación del veneno de escorpión.
    “El cuadro clínico varía desde dolor y parestesias (sensación de hormigueo) localesen la zona de la picadura, hasta falla multisistémica seguida de muerte. El diagnóstico se realiza con el cuadro clínico y se refuerza si existe el antecedente de la picadura con identificación del escorpión”, definía el Dr. Simioli.
    Por otra parte, un artículo publicado por el Hospital Austral, sostiene que, de diciembre a mayo, suele producirse una mayor aparición de escorpiones, pero esto no se trata de una invasión, sino que durante el verano salen de sus áreas de resguardo.
    Según detallan, en el país viven dos especies de escorpiones: una venenosa, que presenta pinzas finas y cola con doble aguijón; y otra no venenosa, con pinzas más gruesas y sin doble aguja en la cola.
    Al respecto, según describe el artículo, la Dra. Verónica Torres y el Dr. Guillermo Bizantino del Servicio de Toxicología del Hospital Universitario Austral explicaron que “toda picadura de escorpión debe ser vista en la guardia más cercana. El paciente debe ser observado y, si desarrolla síntomas, se utiliza el antiveneno”. De todas maneras, los especialistas aseguraron que no todos los alacranes producen escorpionismo, intoxicación que suele progresar hasta generar serios problemas.
    Entre las recomendaciones que establecen los profesionales para evitar la presencia de alacranes, se encuentra mantener limpios de escombros y objetos acumulados los jardines;
    Asegurar las rejillas de los baños; Instalar mosquiteros y burletes en las puertas y ventanas; Andar calzados y, en las zonas en donde hay muchos alacranes, se suelen poner frascos en las patas de la cama, ya que no trepan el vidrio (ni la cerámica).

    Especialistas brindaron medidas preventivas.