Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 22 - Zárate - 22.9° / 24.4°
    • Lluvia
    • Presión 1011.5 hpa
    • Humedad 94%
  • Vidal inauguró una unidad carcelaria modelo en Campana

    13/2/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, inauguró ayer en Campana una nueva unidad carcelaria modelo y destacó que era “la primera cárcel que se construye en 20 años” y que estará destinada a la reinserción social de jóvenes de entre 18 y 21 años.
    La funcionaria recordó que cuando asumió sus funciones encontró un “sistema penitenciario abandonado” y ahora, remarcó, el camino de la seguridad “incluye la reinserción de aquellos que cometieron un delito”.
    “Es un desafío y vamos a seguir muy de cerca lo que pase con esta unidad. Queremos demostrarle a la gente que el camino de la seguridad incluye la reinserción para los que cometieron un delito”, afirmó la mandataria luego de recorrer el nuevo penal junto al ministro de Justicia provincial, Gustavo Ferrari.
    La nueva cárcel ofrecerá a más de 600 jóvenes de entre 18 y 21 años la posibilidad de completar estudios secundarios y terciarios y capacitarse en talleres laborales, buscando facilitar su reinserción social al momento de que se cumplan sus condenas.
    El proyecto prevé la plena ocupación de los internos a través de la educación, el trabajo, el deporte y el abordaje asistencial intensivo, enfocado en la salud y las adicciones.
    La Unidad Modelo alojará a jóvenes de sexo masculino que cumplan una pena menor a los cinco años de reclusión, relacionada solo con delitos como robos, hurtos o encubrimientos.
    Explicó que, desde el próximo lunes, a esta nueva cárcel llegarán detenidos de otras unidades, que “no son homicidas, no son secuestradores ni violadores”.
    “Han robado, y lo que suceda en su tiempo de detención es clave para que no cometan otros delitos”, subrayó.
    Agregó que previo a las reformas que impulso el gobierno bonaerense, “los detenidos no tenían qué hacer durante el día, no trabajaban ni estudiaban, y no tenían ni espacio de recreación”.
    “Esto empezó a cambiar. Ahora habrá 3 mil plazas nuevas para fin de año y la mayoría de los detenidos hoy estudia o trabaja”, informó la gobernadora.
    La mandataria reconoció que el desafío “no solo fue el de trabajar en un sistema carcelario abandonado, sino mostrar que la reinserción es posible, porque lo que pasa adentro de las cárceles también tiene que ver con la seguridad”.
    En esa línea, apuntó que cuando la reinserción “no se hace bien viene la reincidencia”, y enfatizó en que “si el Estado no llegó cuando hubo un primer delito, tiene que estar para evitar un segundo”.
    CANTIDAD DE JOVENES ALOJADOS EN LA ACTUALIDAD
    Según números oficiales, en el sistema carcelario bonaerense se encuentran alojados 3.567 jóvenes que tienen entre 18 y 21 años, que conforman la población más vulnerable. De este total, un 7% tiene 18 años, un 19% tiene 19 años, 31% tiene 20 años y el 43% tiene 21.
    El 97% son hombres y más de la mitad (58%) ha ingresado por cometer delitos contra la propiedad.
    Para la gobernadora, “años atrás muchos miraron para otro lado, pensando que lo que pasaba acá dentro no lo sabía nadie”, manifestó ayer en relación a la situación dentro de los penales bonaerenses.

    La gobernadora estuvo acompañada por el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari.

    CARACTERISTICAS DEL PENAL
    Para ingresar al programa desarrollado en el nuevo penal de la localidad de Campana, los internos deberán firmar un “acta de conformidad” con la que se comprometerán a cumplir pautas de convivencia como el respeto de horarios y tareas del pabellón, la asistencia a las actividades educativas, laborales, de capacitación y deportivas, más las reglas relacionadas al aseo personal, limpieza de los lugares comunes y cuidado edilicio.
    La unidad ofrecerá a sus internos las herramientas necesarias para que “puedan empezar una vida lejos del delito”, desde sus cuatro módulos que incluirán celdas, aulas, talleres y un polideportivo central.
    Las salas de clase conformarán una escuela con capacidad para 480 internos -la más grande del Servicio Penitenciario Bonaerense- y un aula taller móvil donde se dictarán cursos de alfabetización digital.
    Los talleres de trabajo, en tanto, ocuparán más de 800 metros cuadrados y tendrán una capacidad para 200 jóvenes.