Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 18 - Zárate - 28.1° / 30.8°
    • Despejado
    • Presión 1008.96 hpa
    • Humedad 58%
  • Vecinos de Paraje Camino Viejo quedan aislados durante los días de lluvia

    6/3/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    “Salimos como podemos”, definen los vecinos de Paraje Rural Camino Viejo, luego de quedar prácticamente aislados a raíz del mal estado de la ex ruta provincial 31.
    Las intensas lluvias ocurridas durante el pasado fin de semana, volvieron a poner en la agenda de los vecinos las dificultades que se presentan por la acumulación de agua en la vía de ingreso al barrio. Allí, residen varias familias que, ante este escenario de anegamiento del camino de tierra, quedan imposibilitados para acceder o salir del barrio, con los inconvenientes que eso conlleva, en lo que respecta a las emergencias o, en lo cotidiano, a la provisión de insumos.
    Según sostienen, “la calle se transforma en un rio” a lo largo de un tramo cercano a los dos kilómetros, dificultando la circulación para quienes tienen algún tipo de vehículo y, directamente, imposibilitando el paso para quienes no cuentan con esa opción dada la cantidad de agua y barro presente.
    Al respecto, también comentaron que a través de la comisión barrial, juntan dinero mes a mes para la compra de tosca y, a través de la Municipalidad, suelen gestionar alguna maquina que realice el trabajo para llevar a cabo el mantenimiento del acceso. Pero estas acciones, suelen ser insuficientes a raíz de la necesidad de la planificación de una obra que permita el correcto drenaje de la calle.
    Precisamente, esa es otra de los inconvenientes vigentes por estos días; vecinos del barrio afirman que frecuentemente llegan personas en sus vehículos a descargar bolsas de basura y distintos desechos, lo cual obstruye la correcta circulación de agua por las zanjas y cunetas, a lo que se suma también la falta de mantenimiento, el crecimiento de yuyos y pasto, y los automóviles abandonados que con el paso del tiempos se van acumulando en el lugar.

    El camino resulta intransitable para los vecinos.