Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 18 - Zárate - 10.7° / 10.9°
    • Lluvia
    • Presión 1011.86 hpa
    • Humedad 94%
  • Falsa alarma en la amenaza de bomba del Centro del Comercio

    11/4/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la mañana de ayer, un llamado anónimo alertó a la zona céntrica, luego de que una voz aun no identificada, diera aviso sobre la presencia de explosivos en el Centro de Comercio e Industrias de Zárate, ubicado en calle Ituzaingó entre 19 de Marzo y San Martín.
    Sin duda, el día de ayer fue movilizante para quienes desempeñan tareas en el CCIZ, dadas las extrañas características del hecho. Alrededor de las 11.45 horas, sonó el teléfono de la secretaría de la institución; el llamado, fue respondido por la gerente, Marisol Ribes, quien oyó del otro lado la voz de una mujer que aseguraba tener información sobre la presencia de una bomba en el edificio. Extrañada por el alerta, Ribes inquirió mas sobre el aviso y la mujer, del otro lado de la línea, sostuvo que tenía información acerca de quién había dejado el explosivo, para luego cortar la llamada.
    El normal transcurrir del tiempo pareció suspenderse durante algunos instantes en el momento en que el teléfono volvió a sonar; esta vez, si bien era una voz familiar, solo aportó un mayor suspenso que contrastaba con la soleada mañana del miércoles. Era Mauricio Cebile, hijo del presidente del CCIZ, quien anunciaba que segundos antes había recibido en el corralón ubicado en Justa Lima y Sáenz Peña, un aviso sobre presencia de explosivos en el Centro de Comercio. Este factor fue determinante para activar las alertas y la preocupación.
    De manera inmediata se dio aviso al 911 y, a los pocos minutos, el personal policial se hizo presente en el lugar y procedió al desalojo del edificio, y de varios locales aledaños. Asimismo, se dispuso un perímetro en ambas esquinas y se restringió el paso vehicular y peatonal.
    En simultáneo, como parte del protocolo de acción, se dio aviso a la Brigada de Explosivos de San Isidro que, minutos más tarde se hizo presente en el lugar, y reviso todas las instalaciones constatando que solo se había tratado de una falsa alarma, y finalizando sus tareas cerca de las 15 horas.
    A pesar de que el temor ya había sido despejado, las empleadas de las cajas de la Cooperativa Eléctrica de Zárate suspendieron sus tareas y el normal funcionamiento de la institución se vio afectado ante este suceso. “No tenemos sospechas de quien puede haber sido, ni porqué”, refirió Ribes.

    Fue cortada la calle 19 de Marzo e Ituzaingó.