Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 9.9° / 10.5°
    • Nublado
    • Presión 1023.22 hpa
    • Humedad 79%
  • «El desafío es fortalecer a Cambiemos y darle otra impronta en cosas que podrían haber sido de otra manera»

    18/4/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El pasado fin de semana, se llevó a cabo en la sede de la Sociedad Española una reunión seccional de autoridades, militantes y dirigentes de la Unión Cívica Radical (UCR), donde se abordaron varios ejes en torno a la situación del radicalismo en la actualidad, y su rol dentro de la alianza Cambiemos.
    En diálogo con LA VOZ, el presidente del Comité Radical de Zárate, Leonardo Vandenbosh trazó un análisis del radicalismo desde la convención de Gualeguaychú y su protagonismo actual, y definió: “Si nos paramos en 2015, la UCR era un partido casi testimonial, con poco peso en la vida política argentina, más allá del peso histórico y de los referentes de renombre. En la provincia de Buenos Aires, había un grupo minúsculo de intendentes, con una situación que no era la que el radicalismo se merecía. A partir de Cambiemos, el radicalismo tuvo acceso a estructuras de poder, multiplicó los intendentes en la provincia, pasamos de tener 12 o 13 a más de 40, amplió su estructura, y ahí hay un crecimiento partidario muy importante”.
    En este sentido, aseguró, esto derivó en la multiplicación de la militancia, también a nivel local, y en la revitalización del partido.
    “Tenemos una participación importantísima en la provincia, hay mucha gente haciendo experiencia de gestión”, sintetizó en referencia a que, el protagonismo que cobró el espacio en los últimos años, sirvió para conocer cómo gestionar un municipio, una dirección provincial, o un ministerio. En la misma línea, Vandenbosh elogió la gestión provincial, que lleva entre las esferas más altas de la conducción al vicegobernador Daniel Salvador, como “una de las mejores desde el ‘83 para acá, transparente, con una mirada social y luchando contra la corrupción”.
    Las dificultades que presenta el escenario social, económico y político de país, no son ajenas al análisis que realiza el dirigente radical, mediante el cual esbozó algunos cuestionamientos a la conducción nacional: “Cuando los dirigentes radicales a nivel nacional piden más participación, hay una cuestión de tensión con el gobierno nacional, porque entendemos que muchas veces el presidente y su gabinete se manejan de una forma un poco cerrada y no son abiertos a la opinión del resto de los aliados; entendemos que esto es la dificultad de muchas cuestiones”.
    Al respecto, destacó el papel de la dirigencia radical como “garante de algunas políticas sociales dentro de Cambiemos” y definió que “al no tener una incidencia de peso en la toma de decisiones, eso se ve reflejado en muchas cuestiones que son parte del debate interno”.
    En este punto, el dirigente radical marca la diferencia y afirma que “en la provincia es otro escenario, el radicalismo participa de igual a igual en la mesa de decisiones y se potencia de otra manera y se refleja en los resultados”.
    Para este año electoral, definió Vandenbosh, “el desafío es crecer fortalecer a Cambiemos y darle otra impronta en cosas que podrían haber sido de otra manera. En Zárate, hay que entender que la mejor opción sería un intendente de Cambiemos, y un intendente radical. Ya tuvimos muchos años de esta intendencia, desgastada, corrompida, con muchas dificultades y que no lleva una política de equidad en cuanto a la definición de políticas públicas. Hay lugares donde la intendencia ha puesto muchos recursos, y hay lugares, barrios de nuestro partido y localidades que han estado olvidadas durante estos años. Nosotros lo vemos, recogimos el guante, y lo que estamos preparando para cuando gobernemos la ciudad es atender a esas zonas”.

    Leonardo Vandenbosh.

    A %d blogueros les gusta esto: