Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 12.5° / 14°
    • Lluvia
    • Presión 1014.68 hpa
    • Humedad 81%
  • Pedirán que sea una campaña de «propaganda política responsable»

    22/4/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En el año 2015, y para las elecciones presidenciales de aquella oportunidad, el Ejecutivo junto al Concejo Deliberante lanzaron la campaña de “Propaganda política responsable” con el objetivo de que ensucien la vía pública.
    En aquel momento, el presidente del HCD, Ariel Ríos, solicitó “responsabilidad en la difusión de los candidatos” y pidió “ser creativos” para no dañar el mobiliario urbano.
    Sin embargo ninguna de las agrupaciones políticas adhirió en la práctica a dicha campaña aunque muchos de sus representantes políticos lo destacaron como algo novedoso.
    Varios partidos no han retirado sus posteros de la vía pública; por ejemplo el que está en Rómulo Noya y Alem, de un candidato peronista.
    Luego de la proliferación de pintadas y grafitis en la vía pública en los últimos días, diferentes concejales comenzaron a analizar la posibilidad de volver a lanzar esta campaña para las Primarias de agosto y las generales de octubre; ya que temen que los grafitis, los posteros, los pasacalles y los afiches políticos se peguen en todo lugar sin respetar los refugios de micros o la propia fachada de edificios públicos y propiedades privadas.

    No se cumple con el Código de Publicidad
    La Ordenanza Nº 4199 fue sancionada y reglamentada por el propio Ejecutivo en el año 2013 y contó con el apoyo de todos los ediles oficialistas de Nuevo Zárate en virtud de regular todo tipo de publicidad mediante un nuevo código. Sin embargo, desde su sanción nunca se controló ni se multó a los infractores. Es más, nunca se la incluyó dentro de alguna campaña de concientización.
    Cabe recordar que el espíritu de este nuevo marco, expresado por los ediles del bloque del Frente Renovador, apuntaba a “salvaguardar el paisaje urbano, fuertemente alterado con la publicidad en el espacio público y en las propiedades privadas”. Teniendo en cuenta, además, que los espacios públicos, calles, veredas, avenidas, plazas, parques, ejes viales troncales constituyen un bien público que el Municipio debe custodiar.
    Otra de las cuestiones era erradicar la contaminación visual que genera la pegatina de carteles y afiches en cualquier lugar de la ciudad.
    “Residentes y turistas les resultaría agradable disfrutar de una ciudad ordenada, limpia, segura y estéticamente distinta al conglomerado caótico y sobre todo impersonal que abarca a casi todo el Gran Buenos Aires, y que este ordenamiento se hace necesario y debe comenzar por la publicidad que avasalla el espacio público continuando luego con otros elementos del mobiliario y equipamiento urbano”, agregan los Considerandos de la Ordenanza.
    Respecto a las campañas electorales, dicha ordenanza establece lo siguiente, “en épocas electorales se exceptúa la presente Ordenanza, como así también en fiestas tradicionales y patrias. Los partidos políticos con personería jurídica deberán inscribirse en un registro creado por el Departamento Ejecutivo Municipal al efecto, designando un responsable a nivel local de cada espacio, a los fines que suscriba un compromiso de retirar todo tipo de publicidad de campaña en el plazo de quince días hábiles posteriores al acto eleccionario”.
    Cabe señalar que el Ejecutivo no hizo cumplir esta normativa para las elecciones de medio término del 2017 ni las anteriores del 2015, por ello hoy existen muchos afiches aún colgados de los postes.

    A %d blogueros les gusta esto: