Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 26 - Zárate - 12.4° / 12.6°
    • Nublado
    • Presión 1013.29 hpa
    • Humedad 87%
  • Se creará la figura de la «abstención» en el Concejo Deliberante

    26/4/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Todos los años el bloque oficialista de Nuevo Zárate anuncia que se modificará el Reglamento Interno del cuerpo de ediles con el afán de actualizar el funcionamiento del Concejo Deliberante.
    De hecho, tal como enumeró este medio, hace cinco años que los diferentes concejales que transitaron por el cuerpo de representantes han buscado el consenso para la modificación del mentado Reglamento Interno.
    Particularmente esta propuesta se intentó sin éxito en los últimos años en el que Aldo Morino era presidente del HCD y con la misma idea de hoy, la de conformar una comisión especial de Reforma del Reglamento Interno para “aggionarlo a los tiempos que corren y a las demandas de la ciudadanía zarateña”.
    Este Reglamento no es otra cosa que un conjunto de artículos que guían y le otorgan un marco legal al funcionamiento del organismo, que establece las formas de presentar proyectos, estudiarlos, debatirlos, tratarlos en el recinto y finalmente aprobarlos o desaprobarlos. Una suerte de estatuto específico, como puede tener cualquier club barrial, sociedad de fomento o asociación cooperadora. En este caso rige la vida parlamentaria de los concejales junto con la Ley Orgánica de las Municipalidades y la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.
    Para su modificación debe crearse una comisión específica para tal fin, y si bien todos los ediles coinciden en que el actual reglamento interno debería actualizarse; la agenda política y las propias actividades deliberativas del cuerpo impidieron que esta comisión se formalice para aportar modificaciones.
    Por lo pronto concejales de Nuevo Zárate decidieron encarar la elaboración de un borrador con las reformas sustanciales que deberían realizarse, y en este sentido hay dos que se destacan.

    Abstención
    Una de ellas es la incorporación de la figura de la abstención. Actualmente los ediles pueden aprobar o desaprobar una ordenanza, resolución o cualquier proyecto que se debata en sesión. Tienen esas dos únicas opciones.
    Sin embargo muchas veces sucedió que algunos concejales estaban de acuerdo con lo debatido pero no coincidían en las formas tomadas por el Ejecutivo en llevarla a cabo. Uno de los casos más recientes y “polémicos” fue la aprobación del Sistema Integrado de Transporte presentado por el intendente. Ediles de Cambiemos estaban de acuerdo en que se mejore el transporte pero no en las formas y las maneras en que el municipio estaba dispuesto a desarrollarlo; principalmente cuando no estaba claro los costos operativos que iba a tener el nuevo servicio de transporte y la incorporación de choferes de la Cooperativa 3 de Julio a los nuevos micros.
    Si un concejal está de acuerdo con el fondo de lo debatido pero no con las formas, no puede optar por esta figura de la abstención. Lo que sucede en la práctica es que se vota en contra o que opten por retirarse del recinto como muestra de disconformidad, generando un ausente con la posibilidad de que la sesión pierda quórum.
    En virtud de ello, es que concejales de Nuevo Zárate buscan incorporar la figura de la abstención, al igual que tienen otras cámaras parlamentarias provinciales y nacionales.
    Finalmente, vuelven a plantear la idea de crear nuevas comisiones y unificar algunas que hoy no tienen tanto volumen de expedientes.
    Al igual que con el proyecto de implementar una consulta popular no vinculante para que los limeños elijan a su delegado municipal, Nuevo Zárate busca avanzar con la reforma de este reglamento interno este año, pese a ser eleccionario.

    El Concejo Deliberante sesionó en la mañana de ayer.