Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 12.5° / 14°
    • Lluvia
    • Presión 1014.68 hpa
    • Humedad 81%
  • El Papa Francisco recibió al obispo Pedro Laxagüe

    13/5/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Francisco recibió a un segundo grupo de obispos argentinos de visita ad límina, particularmente bonaerenses, entre los que estuvieron el obispo de Zárate- Campana Pedro María Laxague. El mensaje del grupo de prelados de la región bonaerense, escrito por Oscar Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina ( CEA), también llamó la atención por la fuerte autocrítica. “Con el correr de estos años, nos parece que nos falta mucho camino que recorrer para estar a la altura de nuestra responsabilidad de ser una Conferencia Episcopal de la que tú fueras un miembro calificado”, dice en el comienzo el texto en el que, en virtud de la cercanía con el Papa compatriota, se lo tutea.
    Aunque los obispos arrancan diciendo que no describirán “la situación social de la región Buenos Aires “ que Francisco “la conoce muy bien”; destacan con pocas líneas una realidad muy dura. “Aquellos hermanos que tienen trabajo se levantan diariamente para ganar el pan con el sudor de sus frentes y también con el sudor del corazón porque el salario no alcanza. Existe mucho temor de perder el trabajo; son muchos también los desempleados”, afirmaron en una carta entregada al Papa. “Sin embargo, son los primeros en darnos una lección de esperanza y hasta de buen humor y en el fondo de su corazón no se ha apagado la llama de la fe, que el Espíritu sabe mantener viva y que se expresa con tanta nitidez en nuestros santuarios, especialmente en Luján. El alma de nuestro pueblo sigue siendo cristiana, aun en medio de una aguda batalla cultural”, agregaron.
    El mensaje, entregado por Ojea al Papa al comenzar la reunión a las 9.30 local (4.30 de la Argentina) en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, continuó diciendo; “nos encontramos con un cambio cultural profundo, alimentado continuamente por los medios de comunicación y por quienes tienen el poder sobre ellos para enfrentar a la Iglesia, a quien se la acusa de ser una institución patriarcal, enemiga de los derechos de la mujer, tolerante de abusos y negadora de derechos”.
    Los obispos reconocen también que se sumó a este clima hostil el escándalo por denuncias de abusos sexuales de menores y de adultos vulnerables por parte de sacerdotes. “Nuestros abusos de poder unidos a los abusos sexuales han contribuido a crear una actitud de rabia y enojo en muchos fieles, lo que en tus propias palabras es una expresión de la ira de Dios”, señalaron.
    “Sabemos que frente a esta situación no tenemos que victimizarnos y que tenemos que buscar la voluntad de Dios que se esconde detrás de este momento de mucha confusión. ¿Qué nos estará diciendo el Señor a través de estas graves contradicciones y del ataque continuo al Papa y a la Iglesia, buscando escamotear el contenido de tu magisterio?”, se preguntaron.
    En este marco, los obispos reconocen encontrarse en un “estado de perplejidad” que los “paraliza” y que se hace necesario un profundo examen de conciencia: “Todos somos solidarios en el pecado, ya que pensar en lo que podemos haber hecho mal nos ayuda a vivir la virtud de la humildad que asegura la paz interior e ilumina el camino para tomar decisiones concretas a través de conductas claras que certifiquen que estamos en el rumbo del Evangelio”.
    Por otro lado, durante las dos horas el Papa citó varias veces con admiración a su predecesor, Bendicto XVI y también a Juan Pablo II, cuando habló de “la importancia de consolidar la economía social de mercado”. Entonces, mencionó a Enrique Shaw, empresario argentino que está en proceso de beatificación, “que consideró un buen ejemplo de alguien que supo trabajar no solamente con las leyes del mercado, sino con una economía social”, dijo el obispo de Laferrere, Gabriel Barba.

    Monseñor Pedro Laxagüe saluda al Papa Francisco.

    A %d blogueros les gusta esto: