Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 17.6° / 17.7°
    • Nublado
    • Presión 1011.35 hpa
    • Humedad 75%
  • Confirman una caída del 32% en el consumo eléctrico de empresas radicadas en el Partido

    21/5/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La crisis que afecta a la industria argentina está recrudeciendo según el último relevamiento oficial del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec), ya que la capacidad ociosa en el conglomerado industrial fue del 42,3% en marzo.
    El número genera alarma por dos cuestiones. En primer lugar, porque no sólo representa una brecha negativa en comparación al mismo mes del año anterior, cuando –antes de desatarse plenamente el ciclo recesivo- la industria tenía sin uso sólo el 33,2% de sus recursos. Además, el número de marzo de este año representa un empeoramiento con respecto de febrero de este año, cuando la capacidad ociosa se ubicó en 41,8%.
    De hecho, la situación actual contradice lo usual: la actividad industrial de marzo suele ser más alta que la de febrero, donde todavía hay trabajadores de vacaciones y se realizan paradas técnicas.
    La industria automotriz y la metalmecánica muestran el freno más importante, la primera con una capacidad ociosa del 65% en la primera (utiliza sólo el 35% de sus recursos), mientras que la segunda registra con un parate del 56,1% (utilización del 43,1%). La caída en el uso de la maquinaria industrial acompañó el retroceso del 13,4% de la producción, según cifras del Indec.
    La baja actividad de las fábricas se hace evidente en varios indicadores, uno de ellos es el consumo eléctrico.
    La Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ) había advertido el año pasado sobre “caídas” abruptas en diferentes rubros industriales, alertando sobre el presente del sector industrial.
    Es que cuando baja el consumo eléctrico, significa que también lo hace la producción de forma directa. En ese informe, la CEZ aseguraba que el 95% del Parque Industrial de Zárate bajó su consumo en el orden del 45% en enero, casi la mitad menos de producción.
    “Hoy nos sigue preocupando la caída de la actividad industrial que para esta entidad significa menos venta y menos ingresos. En enero vimos que el consumo de energía se redujo un 45% pero lo relativizamos porque eran meses de paradas técnicas de mantenimiento y vacaciones. Sin embargo en marzo redondeamos un 32% de caída de energía en la industria; algo que ya nos alerta y mucho. Al poco tiempo que notamos estos índices vemos en los medios de comunicación suspensiones de personal, vacaciones adelantadas, despidos y retiros voluntarios. Por lo tanto la recesión y la desaceleración de la industria nosotros la vemos anticipadamente en los números de consumo eléctrico”, informó el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica, José Luis Mangini. “Se trata también de un alerta para la clase trabajadora ya que repercute en el salario y en la propia mano de obra. Porque ese obrero que se queda sin trabajo, o a quien suspenden, es también socio de la cooperativa. Y nuestra obligación como cooperativistas está en proteger a ese obrero, como a casi el 80% de nuestros asociados que son asalariados y a quienes decidimos nuevamente subsidiarles los aumentos”, subrayó Mangini.
    Respecto a la baja en el consumo industrial. El titular de la CEZ detalló que las empresas más afectadas del parque industrial son aquellas que poseen su producción apuntada al mercado interno, que resultan ser las más impactadas por la suba del dólar, la caída de consumo y la mayoría de las variables de la macroeconomía que afectan al vecino, al comerciante y a toda una planta industrial.

    Baja el consumo eléctrico de las industrias en Zárate y Lima.

    Capacidad ociosa
    La poca utilización de la capacidad instalada durante marzo, según el Indec, se condice con los números de la producción industrial, que registró una caída del 13,4% contra igual período del año pasado y sufrió el undécimo mes consecutivo de contracción.
    De esta manera, el primer trimestre de 2019 del índice industrial presenta una disminución de 11,1% respecto de igual período de 2018. Además, marzo evidenció una variación negativa de 4,3% con respecto al mes anterior.
    La contracción más alta correspondió a la industria de equipos de transporte y fabricación de motos y motocicletas y otros, que bajó un 53,6%.
    Le siguieron la elaboración de artículos de informática, electrodomésticos y electrónicos con un 31,6%, la fabricación de autos con una caída del 30,2%, de muebles y colchones con un 27,8% y la de maquinarias y equipos con una baja del 26,8%.
    El indicador muestra también las caídas en la comparación interanual en la industria de prendas de vestir y calzado del 17,3%, en la textil del 17,0%, la elaboración de productos de caucho y plástico se contrajo un 16,5%, la industria de insumos para la construcción bajó un 11,5% y la producción de acero y aluminio cayó 10,3%.
    El resto de los rubros industriales registraron bajas por debajo de los dígitos, como la elaboración de productos de metal con un 9,6% y la de madera, papel y edición e impresión del 7,9%.
    La producción de alimentos y bebidas se contrajo en marzo respecto de igual mes del año anterior un 7,7%, la de tabaco un 6,3%, refinación de petróleo bajó un 6,1% y la de sustancias y productos químicos se contrajo 6%.

    A %d blogueros les gusta esto: