Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 25 - Zárate - 8° / 8.5°
    • Despejado
    • Presión 1014.97 hpa
    • Humedad 60%
  • La madre de un adolescente de 15 años lo entregó a la policía

    30/5/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El lunes por la mañana un móvil policial protagonizó una persecución con una motocicleta en la que circulaban tres jóvenes. Ellos habían sido indicados como un grupo de delincuentes que operaban bajo la modalidad de “motochorros”.
    Fueron descriptos físicamente por varios estudiantes a quienes les robaron sus celulares y sus pertenencias cuando regresaban de la escuela.
    Por lo tanto la policía estaba alertada de la descripción física y de que circulaban, en la mayoría de las veces, en una motocicleta negra.
    Es por ello que en una ronda de patrullaje, un móvil registra a esta moto y les hace señas para que se detengan. Los tres delincuentes hacen caso omiso de la advertencia y se dan a la fuga. En la esquina de Calle 38 y 107 el conductor pierde el control del rodado y caen los tres al piso; dos de ellos se levantan y huyen corriendo. En tanto el conductor del rodado fue detenido, comprobándose que era mayor de edad.
    Todo esto fue relevado por este medio a través de un artículo publicado el martes, sin embargo la información reciente es que la policía detuvo a los otros dos prófugos.
    En realidad no fue la pericia de la fuerza policial sino la vergüenza de la madre de uno de los prófugos, quien lo entregó y dio características del tercer prófugo.
    Finalmente se comprobó que se trataba de dos jóvenes menores de edad que operaban en complicidad con el conductor de la moto, quien sigue detenido. En tanto los dos menores de edad fueron liberados tras reconocer los delitos.
    Según informaron fuentes policiales, se radicaron en la Comisaría Segunda de Lima por lo menos tres denuncias que los involucrarían en una serie de robos calificados a otros estudiantes. Asimismo, el conducto de la moto fue procesado también por “encubrimiento”, dado que la motocicleta en la cual se desplazaban tenía adulterado la chapa- patente y el motor.

    Imágenes captadas por la cámara de seguridad.