Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 25 - Zárate - 8° / 8.5°
    • Despejado
    • Presión 1014.97 hpa
    • Humedad 60%
  • Cada vez se construyen edificios más altos pero los recursos de los Bomberos son más escasos

    5/6/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    El año pasado los bomberos voluntarios de nuestra ciudad adquirieron una nueva autobomba con escalera y fueron los propios servidores públicos quienes celebraron la nueva incorporación de equipamiento pero advirtieron sobre la compleja situación que atraviesa el partido de Zárate respecto a los altos edificios que en los últimos diez años proliferaron en función de fideicomisos y desarrolladores urbanísticos.
    Y esta particular situación volvió a la agenda, en palabras de Bomberos, en el pasado aniversario de la entidad. Por lo tanto la pregunta que surge es si están preparados para actuar en caso del incendio de un edificio de veinte pisos.
    Como cualquier vecino podrá notar, en el casco urbano se están construyendo altos edificios que en muchos casos superan los doce metros. El Municipio va autorizando cada emprendimiento que pide modificaciones en el parámetro del Factor Ocupacional del Suelo (FOS) y conforme a lo establecido se van levantando estos altos edificios sin tenerse en cuenta que los bomberos voluntarios carecen de equipamiento y de escaleras para combatir un fuego en altura. No es un detalle más, ya que en caso de que ocurriera algún tipo de siniestro se tardaría mucho en convocar a una unidad dotada para extinguir fuego en altura, perdiéndose minutos valiosos.
    La última unidad adquirida recientemente posee una escalera de 20 metros para trabajar en incendios de gran magnitud pero se necesitaría, por lo menos, una escalara de 60 metros para trabajar en las nuevas torres o edificios que se construyen “con vista al río”.
    Más allá de la voluntad, el coraje y el tesón que mostró el cuerpo activo de bomberos y el cuerpo de Reserva, la tecnología hoy en día es fundamental para resolver este tipo de situaciones.
    De hecho este medio publicó el año pasado un artículo periodístico sobre tal situación pero pasados varios meses nada ha cambiado.
    Esta particularidad que está transitando la ciudad y sus vecinos, está ligada al crecimiento demográfico y también a vinculaciones urbanísticas que ponen en evidencia un crecimiento desordenado y no planificado tomando a este tipo de siniestros que probablemente ocurran con mayor asiduidad dado que muchos vecinos hoy se calefaccionan y refrigeran con electrodomésticos eléctricos.
    Por otro lado existe otra particularidad que tiene que ver con la siniestralidad en relación al crecimiento demográfico y la planificación; los dúplex. Actualmente existen muchas casas antiguas que se demuelen y sobre ella se construyen dúplex; que luego se alquilan o se venden. Y en estos dúplex el espacio es mínimo y en muchos casos carecen de ventilación. Por lo tanto ante un incendio o principio de incendio los bomberos advirtieron sobre el surgimiento de las “lenguas de fuego” al abrir una puerta; es decir que el oxigeno o la ventilación entra de golpe avivando las llamas, pudiendo herir y quemar gravemente a bomberos y terminar por incendiar toda la vivienda.
    Como ocurre en el sistema capitalista, prima el valor de la tierra y quien tiene el dinero para comprar un terreno o una vivienda, más allá de la vivienda digna sea un derecho y es el propio Estado quien lo debe garantizar.
    En el acto del domingo pasado los bomberos volvieron a lamentar que esta situación hoy siga profundizándose porque a la par de nuevos emprendimientos, las cuentas de bomberos cada vez son más ajustadas y la posibilidad de adquirir un nuevo móvil con escalera de, por lo menos, 60 metros se torna cada vez más distante.