Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 6.7° / 7.7°
    • Despejado
    • Presión 1024.4 hpa
    • Humedad 86%
  • Nueva semana de suspenciones en Honda: la venta de motos no repunta y sigue afectando la producción

    14/6/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Trabajadores de la automotriz Honda Campana han cumplido una jornada más de suspensiones en el sector motos en función de un esquema de suspensiones negociado por el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) con la automotriz japonesa.
    En abril el sindicato de los metalmecánicos acordó, y con el afán de mantener las fuentes de trabajo, tres semanas de suspensiones, una por mes. Comenzaron con la primera semana de mayo y retomaron la semana pasada, en la primera del corriente mes.
    El sector motos no repuntó durante el verano y el sobrestock de las unidades producidas es mayor al de automóviles en la planta ubicada sobre la Ruta 6. La situación macroeconómica impacta de lleno en la industria automotriz ante la caída de ventas de automóviles y motocicletas. La empresa Honda fue una de las más afectadas porque gran parte de su producción se vuelca al mercado interno. En junio del año pasado la firma japonesa pidió desvincular a 100 empleados ante la baja de las ventas. El sindicato de Smata no lo permitió y acordó un esquema de suspensiones con el percibimiento del 80% del salario bruto.
    Luego, en diciembre del año pasado, la empresa acusó nuevas bajas en las ventas y acordó con el gremio una serie de suspensiones de “largo aliento” por el sobre stock de motos y vehículos; de tres semanas para el sector motos y cuatro semanas en el sector automóviles, donde se fabrica la camioneta HR-V. Ambas líneas se paralizaron a partir del 25 de febrero y las motos volvieron a producirse el 18 de marzo y los autos el 28 de ese mes; viéndose afectados 700 operarios. En el marco de estas suspensiones acordaron que percibirían el 70% del salario bruto. No obstante la empresa pidió desvincular a más trabajadores y se acordó la apertura de un proceso de retiro voluntario con varios puntos favorables al trabajador en relación a lo que percibirían respecto a las indemnizaciones. Allí se desvincularon unos 134 obreros.
    La situación de las motos se debe a la caída de las ventas, al igual que en el rubro autos, pero agravada por la apertura indiscriminada de las importaciones y la imposibilidad de que una moto producida en el país como la Honda Tornado 2500cc compita contra otra moto china que ingresa al país.
    Finalmente llegó el mes de abril con índices muy desalentadores para la venta de vehículos y es por ello que están suspendiendo trabajadores una semana por mes durante tres meses, una semana de mayo, otra de junio y una tercera en julio; con la posibilidad de extender este esquema hasta septiembre en caso de que los signos del mercado sigan en caída, como lo han demostrado hasta el momento.

    La producción en la planta de Honda se vo afectada por la crisis automotriz.