Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 16 - Zárate - 17.6° / 17.7°
    • Nublado
    • Presión 1011.35 hpa
    • Humedad 75%
  • Animales sueltos: el descontrol en la vía pública

    11/7/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En las tareas de desarrollo territorial llevadas a cabo por el Municipio con el programa “Mi Barrio”, los propios vecinos reclaman que, además de todas las obras de mantenimiento relacionadas a mejorar la calidad de los frentistas, se coordinen y realicen más castraciones de perros y gatos con el fin de evitar la proliferación de animales, los cuales hoy pueblan literalmente toda la periferia y las cercanías a la ruta.
    El área de Bromatología y Zoonosis, según el propio Presupuesto municipal 2019, sigue encarando líneas de acción directa, mediante el Departamento de Zoonosis, respecto al control de “animales en situación de calle, control y observación de animales mordedores, operativos de vacunación antirrábica gratuita y realización de castraciones”. Además, en conjunto con el departamento de Salud Territorial desarrollan operativos en los barrios más vulnerables pero no alcanzan. El área debería contar con un mayor presupuesto para todas las campañas, las cuales se tendrían que encarar con más intensidad según la propia sociedad protectora.
    De hecho Luis Rigos, miembro de la Sociedad Protectora de Animales, había mencionado a fines de abril en una entrevista con LA VOZ que los animales llamados “de la calle”; “son un problema de todos, ya que ese animal es el resultado de que alguien no cuidó y no castró. Y que luego no sabe qué hacer con esos cachorros. Los animales callejeros no nacen de la calle, son el resultado de que alguien abandonó y no castró. Por eso es tan importante la castración”, consideró el integrante de la entidad proteccionista. “Si nosotros pensamos que Zárate tiene 100 mil habitantes, debemos pensar que tenemos 40 mil animales. Entonces para que las castraciones sean efectivas debemos castrar al 10% de animales, o sea 4 mil animales al año. De nuestra parte sólo llegamos a hacer mil o mil doscientas castraciones pero restan muchos animales más por castrar; y esto es algo que debería hacer Zoonosis municipal mediante un plan sistemático. No tenemos cuántos son los números oficiales pero no llegamos a los dos mil animales castrados al año, por lo tanto falta muchísimo”, explicó Rigos; quien también subrayó que las castraciones son desarrolladas por “Proyecto Animal”.
    Mas control en la via publica
    Cualquier vecino podrá observar que hay muchos perros “callejeros” en la ciudad que conviven en predios públicos con mucha gente y con otros perros. Estos animales sueltos muchas veces atacan o forman parte del ataque a otros perros.
    En virtud de tal situación, en abril del año pasado se presentó un proyecto de Ordenanza denominado “Tenencia Responsable”. Un proyecto que según su autor, el concejal de Unidad Ciudadana, Lucas Castiglioni, no se trató en el Concejo Deliberante porque no era considerado “prioridad”.
    En el proyecto de ordenanza se reconocía la proliferación de animales sueltos en la vía pública, el importante crecimiento de la adopción de perros de distintas razas y, en especial, aquellas de gran porte para tareas de guardia y los sucesivos accidentes ocasionados por los mismos. Considera que se torna imperioso un nuevo ordenamiento que promueva una tenencia responsable de mascotas y una circulación prudente de las mismas en el área urbana del Partido de Zárate. Particularmente en áreas de gran circulación de personas como el Parque Urbano y la Costanera.
    Particularmente, el proyecto de ordenanza avanzaba sobre una regulación de la comercialización de mascotas, la situación de los criaderos y puntualmente sobre la convivencia de animales en espacios públicos.

    Perros sueltos en la vía pública, un problema en la ciudad.

    Perros “peligrosos”
    En su artículo 5to, se estipulaba las siguientes razas como “peligrosas”; Airedale Terrier, Akita Inu, American Staffordshire Terrier, American Pitbull Terrier, Bóxer, Bullmastiff, Bullterrier, Cane Corso, Doberman, Dogo Argentino, Dogo Alemán (Gran Danés), Dogo Canario (Presa Canario), Dogo de Burdeos, Fila Brasilero, Gran Perro Japonés, Kuvas, Mastiff (Mastín Ingles), Mastín Napolitano, Ovejero Alemán, Ovejero Belga, Rottweiler, San Bernardo, Schnauzer Gigante, Staffordshire Bull Terrier y Viejo Pastor Ingles. Además de todo animal que por su porte supere los 20 kg y pudiesen causar la muerte o lesiones graves a las personas u otros animales.
    En el Capítulo Cuarto, se avanza sobre la “tenencia responsable”, y como nueva normativa planteaba que para ser propietario o tenedor de un perro potencialmente peligroso se deberá cumplir los siguientes requisitos: “Ser mayor de 18 años, no exhibir ni haber exhibido conductas violentas y no haber sido anteriormente sancionado por infracciones graves en materia de tenencia de animales”. Por otro lado, legisla sobre “la responsabilidad en la vía pública”, en la cual los perros potencialmente peligrosos “deberán circular por la vía pública con correa de un largo que no supere los 2 metros de longitud, collar de ahorque y bozal y el propietario o tenedor (no paseador) no podrá circular con más de dos perros potencialmente peligrosos a la vez. Queda prohibida la circulación de perros potencialmente peligrosos en plazas y espacios públicos provistos de juegos infantiles y eventos de concurrencia masiva. Los perros potencialmente peligrosos o no que se trasladen en vehículos abiertos bozal y deberán estar atados de modo que no excedan los límites del rodado”.
    Finalmente establece sanciones para los dueños o tenedores de perros potencialmente peligrosos que no cumpliesen con lo establecido y se considerará infracción grave aquella que le sea aplicada al dueño o tenedor de perro peligroso “por los daños que este causare a otra persona por negligencia del primero, sin prejuicio de lo que se actuare en la Justicia Civil y/o Penal”.
    Animales domésticos en la vía pública
    Por otro lado, en su artículo 32 el proyecto de ordenanza detalla que los perros que circulen por las vías y espacios públicos, o privados de concurrencia pública, deberán circular con correa que no supere los 2 metros de longitud, collar, bozal y deben estar identificados. Además, establece que los propietarios de las mascotas deben hacerse cargo de las heces del animal de forma obligatoria.
    Por último establecía la creación de una “perrera” y que el propio Estado municipal genere un “Registro Canino Único Municipal (R.C.U.M)” para garantizar la castración de todos los perros que se capturen de la calle.
    Si bien el proyecto no se trató y su autor no espera que se trate tampoco este año, no hay ni siquiera una mesa generada por el Estado y el Concejo Deliberante donde se comience a debatir sobre un grave problema a nivel municipal que ya trae problemas de convivencia humana en parques públicos y concurridos por mucha gente, como la costanera y el parque urbano.

    A %d blogueros les gusta esto: