Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 13 - Zárate - 18.3° / 19°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 98%
  • Desde Nucleoeléctrica Argentina aclararon que no hubo riesgos de contaminación del río Paraná

    18/7/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    En la jornada de ayer, se vivieron horas de preocupación ante la difusión de información que señalaba un incidente en Atucha, donde se decía que se habría producido una pérdida de agua pesada y que las aguas del río Paraná corrían riesgo de contaminación.
    Desde Nucleoeléctrica Argentina S.A, emitieron un comunicado por la tarde, desmintiendo estos rumores, aunque sí reconocieron que se trató de una “micropérdida de agua pesada”.
    “El lunes 15 de julio a las 08:30 horas la empresa sacó de servicio en forma manual a la Central Nuclear Atucha II para realizar la reparación de una soldadura de una cañería de venteo de 25 milímetros de diámetro, en la que se generó una micropérdida de agua pesada que ya fue solucionada. El agua pesada utilizada en las centrales nucleares argentinas no está en contacto con el exterior, por lo que no hubo ni hay posibilidad de contaminación”, describieron en el comunicado de prensa.
    En esta línea, afirmaron que la Central Nuclear Atucha II cuenta con un sistema cerrado de recirculación de agua pesada que es utilizado para moderar la reacción nuclear, que este sistema se mantiene siempre dentro del área radiológicamente controlada de la central y jamás entra en contacto con el exterior.
    “La única función que cumple el agua del río Paraná en la Central Nuclear Atucha II es la de condensar el vapor que se utiliza para mover las turbinas. Este vapor no posee ningún tipo de radiación contaminante”, detallaron.
    En este sentido, adelantaron que se prevé el retorno al servicio de Atucha II para el próximo 7 de agosto, “luego de la realización de las pruebas repetitivas previstas para este año, que se deben ejecutar con la planta en la condición de parada fría”.
    Finalmente, cerraron el comunicado manifestando que “la compañía está comprometida con las buenas prácticas y el cuidado del medioambiente. Nucleoeléctrica Argentina adhiere a estándares de seguridad y tratados internacionales que permiten comprobar el alto grado de excelencia alcanzada en esta materia. Asimismo el Estado argentino controla y fiscaliza la actividad nuclear a través de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN)”.

    NASA informó cómo es el funcionamiento de la central nuclear.