Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 20 - Zárate - 3° / 6°
    • Nublado
    • Presión 1029.87 hpa
    • Humedad 83%
  • Una vida dedicada al arte, los colores y grafitis

    25/7/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Días atrás, un joven artista zarateño terminó una gran obra de arte dentro un boliche céntrico ubicado sobre la calle Ameghino, Garage, para lo que fue su reapertura al público.
    Durante su corta pero intensa vida, Luca Prino tuvo una vida de colores, siempre con el arte como parte esencial de su vida y los colores como herramienta.
    “Me pidieron que haga un mural pensando en los 80 y 70; el arte, la ropa, los colores, la música, las películas, las modas, comidas y la forma en que vivían y sentían», comenzó diciendo Luca sobre su reciente trabajo artístico. «Tomé de referencia todo eso, así como también fotos de mi mamá cuando salía en esa época; entonces decidí representar todo ese mundo con dibujos habituales que hago. O sea esas ideas, llevadas a mi estilo. Técnicamente utilicé de todo, aerosol, rodillo, brocha, pincel y latex sintético, entre otras cosas, para terminar el mural», agregó.
    SUS INICIOS CON LOS GRAFITIS
    Con respecto a su vida y sus inicios, expresó: “Yo pinto grafiti desde los 11 años, y hoy tengo 22. En mis primeros años comencé rayando y haciendo grafiti con mis amigos; siempre viendo lo que se podía ver en la calle en cuanto a grafitis y obras de arte. Me llamaban la atención los dibujos en las paredes y entonces me enganché pintando y dibujando. Y fue a partir del grafiti que me interesé por un montón de otras cosas».
    «Luego pasé a pintar lienzos, dibujos, retratos, tatuajes y continué con el muralismo. Siempre me gustó hacer cosas que tengan que ver con la vida en general; como el barrio, la vida cotidiana, las costumbres, la calle, el lenguaje que yo vivo desde mi juventud, las cosas que veo y con las que me quiero expresar; siempre tratando de mejorar y perfeccionarme en cualquier ámbito”, agregó Luca sobre el trabajo que viene realizando.
    EN LA PLAZOLETA DE VILLA ANGUS
    Otra experiencia que destaca en su corta carrera fue pintar un mural en la plazoleta de Villa Angus.
    “A la gente del barrio les gustó y me agradecieron; incluso los vecinos históricos. Entonces para mí esa la retribución más grande”, reveló al respecto.

    «Me pidieron que haga un mural pensando en los 80 y 70», contó sobre su último trabajo.
    A %d blogueros les gusta esto: