Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 17 - Zárate - 18° / 18.6°
    • Lluvia
    • Presión 1013.39 hpa
    • Humedad 91%
  • Entraron a robar en una librería y provocaron destrozos

    10/9/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La situación para los comercios céntricos en el último tiempo es preocupante, ante los frecuentes hechos de robo que los convierte en víctimas de un escenario de desprotección y falta de respuestas.
    En tiempos de caída del consumo, sucesivos aumentos tarifarios y altos índices de inflación, lograr mantener la actividad comercial de un emprendimiento, es por lo menos, un difícil desafío, si a eso también le sumamos los salarios y aportes de los empleados en relación de dependencia, entre otras variables. Es por eso que en esta coyuntura, ser víctima de un hecho delictivo represente un duro golpe para aquellos que intentan perdurar en la actividad comercial.
    En la madrugada del último sábado, alrededor de las 4 de la mañana, una alarma se activó en el local de la librería Viñas Express, ubicado en la esquina de Alem y Ameghino, luego de detectar movimiento en el interior del comercio.
    Desde la empresa de seguridad intentaron comunicarse con los responsables registrados para este tipo de casos, pero al no tener éxito, dieron aviso a la policía. Según revelaron fuentes consultadas, un móvil policial habría patrullado la zona tras el alerta, pero los uniformados no lograron detectar ninguna anormalidad.
    Mientras tanto, en el interior del local, un número no establecido de delincuentes había logrado ingresar generando algunos destrozos. Los sujetos, utilizaron herramientas para acceder al comercio, luego de infructuosos intentos de romper una puerta y un ventiluz.
    Una vez adentro, los malvivientes comenzaron a organizar su botín, compuesto de dinero en efectivo, una notebook y otros elementos. Para eso, revolvieron y escrudiñaron distintos espacios del lugar, provocando algunas roturas y un gran desorden.
    Según se supo, los delincuentes provocaron un importante ruido para ingresar, lo que contrastaba con la quietud de la madrugada, pero exceptuando la alarma disparada por los sensores de movimiento, no se registraron otros alertas. Los propietarios del comercio, recién descubrieron el lamentable panorama algunas horas más tardes, alrededor de las 8 de la mañana, cuando llegaron para abrir el local.

    Otro comercio fue robado en la zona céntrica.