Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 20.4° / 21.4°
    • Nublado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 73%
  • A la par de su tratamiento en el Congreso, el HCD adhirió a la Ley de Emergencia Alimentaria

    13/9/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Una resolución emanada por un Concejo Deliberante tiene por objeto expresar opiniones del Cuerpo Deliberativo sobre cualquier asunto de carácter público o privado; donde también se manifiesta el carácter de una toma de posición política.
    En este caso, y con la resolución de ayer adhiriendo a la Ley de Emergencia Alimentaria, lo que buscaban los concejales caffaristas y todo el arco peronista era buscar que el gobierno nacional y provincial reconozca la emergencia alimentaria, la cruda realidad de que muchas personas no tienen para comprar los alimentos de la canasta básica a raíz de una inflación acumulada en alimentos del 58,8%, en los últimos doce meses, y la devaluación del peso y los salarios frente al dólar en alza.
    Es por ello que la resolución buscaba expresar una opinión sobre la situación de muchos ciudadanos pero también con una clara intención política; teniendo en cuenta que era una adhesión y que la discusión central aún estaba llevándose a cabo en la cámara baja.
    El proyecto original fue elaborado por el edil Lucas Castiglioni, del unibloque Unidad Ciudadana- Partido Justicialista; y luego acompañado por el resto de los bloques que conforman el Frente de Todos. Además, se agregó una salvedad, que se encuentra en vigencia una ordenanza de “Emergencia Territorial Municipal”, que contempla la emergencia alimentaria desde junio del año pasado y que se viene aplicando a través del área de Desarrollo Humano municipal.
    Finalmente la resolución se firmó como “Varios Concejales” y se trató “sobre tablas” con 13 votos aprobados, aprobada por el bloque del Frente Renovador, Nuevo Zárate y Unidad Ciudadana. En tanto el bloque de Cambiemos se levantó del recinto y se retiró al momento de la votación.
    La ordenanza de Emergencia Territorial
    “La ley de Emergencia Territorial es una herramienta más de contención y de reconocimiento y apertura política de la realidad que padecen muchos zarateños. Permite aún más flexibilidades para el corrimiento de partidas en el orden económico, y a nivel político es la posición tomada por el Concejo Deliberante para que el Ejecutivo ponga el foco en lo social. Fue aprobada el año pasado y se podrá renovar por seis meses más a instancias del Ejecutivo municipal; y así se va a hacer porque la situación es muy delicada. Lo vemos en cada salida a los barrios que hacemos. Hay muchas necesidades básicas que no están resueltas producto del modelo económico del actual gobierno nacional y provincial”, expresó el presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ríos.
    Esta ordenanza aprobada el año pasado, contempla la emergencia en materia hábitat, alimentaria, trabajo y salud.

    En medio de protestas de organizaciones sociales, el Congreso aprobó la emergencia.

    Aprobación en el congreso

    El proyecto del arco opositor a Cambiemos a nivel nacional fue aprobado por 222 votos a favor y ninguno en contra. Es por ello que consiguió media sanción; aprobación gestada en medio de un convulsionado clima de protesta de los movimientos sociales contra las políticas de Mauricio Macri con un acampe frente al ministerio de Desarrollo Social.
    Así, la Cámara aceptó finalmente prorrogar hasta 2022 la Emergencia Alimentaria Nacional, firmada originalmente por Eduardo Duhalde en 2002, e impulsar la creación del Programa de Alimentación y Nutrición Nacional. Ahora resta que sea aprobada en la Cámara de Senadores para su sanción definitiva.
    A través del proyecto se establece un incremento de emergencia como mínimo del 50% de las partidas presupuestarias vigentes del corriente año y correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición. Además, faculta a la Jefatura de Gabinete, “a partir del 1 de enero del año 2020 y hasta que dure la emergencia, a actualizar trimestralmente las partidas presupuestarias correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición”.

    A %d blogueros les gusta esto: