Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 23 - Zárate - 10.1° / 13.2°
    • Despejado
    • Presión 1015 hpa
    • Humedad 95%
  • El cuartel de Prefectura Zárate fue señalizado como ex Centro Clandestino de Detención

    14/9/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Con un emotivo acto, sobrevivientes, ex detenidos y organizaciones de Derechos Humanos, realizaron en la tarde de ayer la señalización del Cuartel de Prefectura Naval Zárate como centro clandestino de detención, con funcionamiento durante la última dictadura cívico-militar.
    Junto al importante acompañamiento ciudadano, estuvo presente la Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás, “La Fede” del Partido Comunista, la Facultad de Derecho de la UNLZ, APDH, H.I.J.O.S y la Comisión Provincial por la Memoria, además de funcionarios del Ejecutivo Municipal.
    Mientras caía el sol en la zona de la ribera, en la esquina donde se unen la avenida Costanera y Mitre, comenzó a reunirse una gran cantidad de vecinos que se acercaron a dar su acompañamiento y apoyo al esperado acontecimiento. Es que de ahora en más, el edificio ubicado junto al río adquiere una resignificación para todos aquellos que cruzan por allí; ahora, un enorme cartel pone de manifiesto sobre el ingreso principal, que allí se cometieron delitos de lesa humanidad durante el terrorismo de Estado.
    Toda la actividad estuvo, desde un primer momento, atravesada por una gran emotividad; en parte, por los frutos de una lucha de los sobrevivientes que cargan en sus cuerpos las huellas de aquel dolor que lleva más de 40 años en pedido de Justicia, y en parte por la memoria de quienes ya no están. Con el cuartel de Prefectura Naval, ya son cuatro los sitios señalizados en Zárate junto al Arsenal (Base Naval), Casa de Piedra y la Comisaría 1ra.
    TESTIMONIOS
    Entre los oradores que tuvo la tarde, la primera en tomar la palabra fue la dirigente de Suteba, Tania Caputo, quien remarcó: “Esto es un acto de reivindicación a los que fueron directamente afectados, pero también es la posibilidad de la reconstrucción de un proyecto de país que tenga la memoria histórica como un elemaento, que por un lado no permita que estas aberraciones vuelvan a ocurrir, que por otro lado juzgue a los responsables militares, empresariales, a la complicidad cívica, militar y eclesiástica. No nos tenemos que quedar con el dolor, sino pensar que esas vidas que quedaron tuvieron un sentido, y es la posibilidad de construir una democracia participativa, que defienda los derechos humanos”.
    Luego, tomó la palabra Laura Hiétala, miembro de H.I.J.O.S Zárate, quien agradeció el acompañamiento para “recuperar entre todos juntos la memoria”, y leyó parte de un documento firmado por la Asociación Memoria, Verdad y Justicia, H.I.J.O.S Zárate, APDH y Suteba, donde se enumeran una serie de sitios que funcionaron como centros clandestinos de detención y tortura durante la última dictadura, “por donde pasaron más de treinta vecinos y vecinas de Zárate, Campana y Escobar, los que fueron privados, no sólo de su integridad física y moral, sino que también fueron llevados a cárceles por responsabilidad del gobierno militar, sin tener causa, prueba ni razón alguna de su detención”. En el mismo sentido, agregó: “Es nuestra voluntad unánime y colectiva que la comunidad pueda ver y ser consciente en el espacio público de la dimensión de estos hechos ocurridos durante la etapa más nefasta de nuestro país y nuestra comunidad”.
    También brindaron sus palabras el hijo de Lidia “China” Biscarte, Gabriel Campagnoni y el concejal José “Beto” Bugatto, quien leyó la resolución aprobada por el Concejo Deliberante, donde se declara de interés legislativo la señalización del edificio de la fuerza nacional.
    Uno de los momentos más emotivos, tuvo lugar cuando al micrófono se acercó Myrta Rivadeneira, quien lleva en su humanidad la lucha frente a los años más cruentos de nuestra historia, tras sufrir el asesinato de su esposo y la desaparición de su hijo, Ricardo Monteiro.
    “Dios quiera que pueda saber que hicieron con mi hijo, pero no me lo van a devolver mas. Es de terror esto, levantarme y pensar cómo fue. Por eso no perdonamos, no olvidamos y nunca nos vamos a reconciliar”, dijo la Madre de Plaza de Mayo en sus palabras.
    Luego de varias alocuciones, brindó sus palabras Lidia “China” Biscarte; su testimonio revestía un carácter especial, pues ella misma padeció los más innombrables tormentos cuando fue capturada por los represores, y alojada en el edificio de Prefectura.
    Sobre el cierre del acto, sobrevivientes, familiares y víctimas descubrieron la gran placa de señalización, que representa un peldaño más hacia la Justicia, para todos aquellos que sufrieron los padecimientos del terrorismo de Estado.

    Un peldaño más hacia la memoria, verdad y justicia.