Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 12 - Zárate - 18.3° / 22.5°
    • Lluvia
    • Presión 1004 hpa
    • Humedad 62%
  • La Uocra aguarda la construcción de la 3a central nuclear

    8/11/2019
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    A mediados de este año la Unión Obrera de la Construcción local y la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CONEA) se reunieron en el ministerio de Trabajo para acordar la reincorporación de 83 trabajadores despedidos que prestaban servicios en el Carem, la obra nuclear en Lima.
    En esa reunión la empresa Techint acordó emplear a todos los despedidos y a partir de esa instancia ha comenzado la reincorporación de obreros.
    En una primera etapa sólo ingresaron a trabajar once personas, y esto fue lo que originó la movilización hacia las centrales nucleares. Sin embargo ahora la firma anunció la reincorporación de una numerosa tanda de sesenta trabajadores para el montaje civil de la obra.
    El predio del Carem se encuentra aledaño a la Central Nuclear de Atucha 1, donde antes se encontraba una vieja planta de agua pesada. Allí se está construyendo un prototipo para fabricar el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina. La construcción se inició en el año 2014 y si bien su finalización estaba prevista para el 2020, aún se necesitaría más tiempo para la conclusión de su montaje civil.
    El presidente de la CONEA, Osvaldo Calzetta Larrieu, explicó que el Carem 25 es el primer prototipo de una posible central de cuatro reactores de 120 MW cada uno. Se estima que el mercado mundial de este tipo de centrales alcanzará los 400.000 millones de dólares. Argentina, por ser el primero en diseñar y poner en funcionamiento este tipo de plantas, podría quedarse con el 15% de ese mercado, según estimaciones de la CONEA.
    Las características del Carem lo hacen ideal para el abastecimiento eléctrico en zonas alejadas de los grandes centros urbanos, donde las condiciones geográficas o el clima dificultan el transporte de combustible y el tendido de redes eléctricas, o polos fabriles con alto consumo de energía.
    Aguardan la construcción de una tercera central en Lima
    En el día de la Energía Atómica y 68° Aniversario de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el 31 de mayo de 2018, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, confirmó la postergación definitiva de la construcción de la cuarta y quinta centrales, Atucha III y IV.
    En cuanto al financiamiento, el contrato firmado en mayo de 2017 entre Argentina y China para la construcción de las dos centrales nucleares de potencia preveía una inversión total de 14.000 millones de dólares (6.000 millones de dólares para la cuarta central y 8.000 millones de dólares para la quinta central), de los cuales el país asiático financiaría el 85%. El financiamiento otorgado por China para este proyecto debía cumplir con las condiciones de los créditos concesionales establecidas en el decreto 338/2017. En tal sentido, debía contemplar un periodo de gracia (es decir, sin pagos de capital) al menos tan largo como el tiempo de ejecución de la obra (en este caso 8 años) y, posteriormente, un periodo de repago de al menos 10 años. La tasa de interés debería tener un descuento de, al menos, el 25% con respecto a la tasa de interés de los títulos públicos emitidos por la República Argentina bajo ley de Nueva York. Sin embargo la cancelación anunciada por Gadano fue en base a la coyuntura económica del país y no hubo fechas concretas de relanzamiento.
    Tras el triunfo de la fórmula presidencial Fernández- Fernández, la Uocra local subrayó que se sucedieron diferentes reuniones con allegados y funcionarios que integrarán el gobierno kirchnerista y que si bien no hay un “panorama claro” hasta después de la asunción de Alberto Fernández, las conversaciones se suceden y hay muchas expectativas de ambos lados sobre la posibilidad del relanzamiento de este proyecto; aunque se desconoce dónde y cómo se instalarán estas centrales y el financiamiento de las mismas. “No hay vientos de cambio sino que por el momento son brisas frescas que dan mucha esperanza en función de reactivar el empleo. De hecho las obras complementarias para Atucha 1 y 2 que quedaron por hacerse desde el año pasado, quizás sea lo primero que se reflote dado que se trata de obras necesarias que quedaron truncas porque se despidió a cientos de trabajadores que habían sido designados para llevarlas a cabo”, explicó el titular de la Uocra local, Julio González. “Seremos cautos pero seguiremos gestionando y pidiendo la reactivación del empleo y de aprovechar tantos años de conocimiento técnico adquirido en el rubro nuclear”, concluyó González.

    A %d blogueros les gusta esto: