Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 21 - Zárate - 20.8° / 23.2°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 39%
  • Las mascotas y el descontrol en la vía pública

    3/1/2020
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    La perspectiva complementaria a las campañas para prohibir el uso de la pirotecnia es la tenencia responsable de mascotas; ya que responde a la misma pregunta; qué hacemos, como seres humanos, para vivir en armonía con los animales y el medio ambiente. Y la respuesta tiene que ver con la consciencia, con la tenencia responsable.
    De muy poco sirve que cuidemos a las mascotas el 24 y el 31 cuando no se colabora con las campañas de castración, cuando no recogemos las heces de los espacios públicos o si llevamos un perro grande sin correa y sin bozal a la costanera o al parque urbano. Es el respeto por el animal y también por el prójimo.
    En las acciones de desarrollo territorial municipal, llevadas a cabo el año en el marco del programa “Mi Barrio”, los propios vecinos reclaman que, además de todas las obras de mantenimiento relacionadas a mejorar la calidad de los frentistas, se coordinen y realicen más castraciones de perros y gatos con el fin de evitar la proliferación de animales, los cuales hoy pueblan literalmente toda la periferia y las cercanías a la ruta.
    A raíz de ello se profundizaron las acciones del Programa “Ciudad Mascota” amparándose en la castración, la tenencia responsable y la salud animal en función de dar cumplimiento a la Ley 14346 de protección animal y la Ley 13038 control poblacional de animales domésticos. Pero de estos programas no se tienen cifras ni evaluaciones como así tampoco seguimientos. Aún falta una ordenanza marco que otorgue profundidad y continuidad a estas acciones municipales y un marco jurídico para seguimiento del propio Concejo Deliberante.
    De todas formas tampoco es suficiente, ya que como plantea la Sociedad Protectora de Animales, si Zárate tiene 100 mil habitantes, se debería pensar que existen 40 mil animales. Por lo tanto las castraciones, para ser efectivas, deberían castrarse al 10% de animales, o sea 4 mil animales al año. Sin embargo la sociedad protectora y otras ONG y agrupaciones proteccionistas dedicadas al tema sólo logran llegar a mil animales. El resto lo debería hacer el municipio.
    No existen controles en la vía pública
    Otro de los temas tiene que ver con el control en la vía pública, más allá de las campañas de castración. Cualquier vecino podrá observar que hay muchos perros “callejeros” en la ciudad que conviven en predios públicos con mucha gente y con otros perros. Estos animales sueltos muchas veces atacan o forman parte del ataque a otros perros.
    En virtud de tal situación, en abril del año pasado se presentó un proyecto de Ordenanza denominado “Tenencia Responsable”. Un proyecto que según su autor, el ex concejal de Unidad Ciudadana, Lucas Castiglioni, no se trató en el Concejo Deliberante porque no era considerado “prioridad”.
    Particularmente, el proyecto de ordenanza avanzaba sobre una regulación de la comercialización de mascotas, la situación de los criaderos y puntualmente sobre la convivencia de animales en espacios públicos.
    En su artículo quinto, se enumeraba varias razas a las cuales se deberían considerar “peligrosas” para que sus propietarios tengan un cuidado especial en los espacios públicos. Como el American Pitbull Terrier, Bóxer, Bullmastiff y Bullterrier, entre otros. Además de considerar a todo animal que por su porte supere los 20 kilogramos y pudiesen, en un ataque, causar la muerte o lesiones graves a las personas u otros animales.
    En cuanto a la “tenencia responsable”, legislaba sobre “la responsabilidad en la vía pública”, en la cual los perros potencialmente peligrosos “deberán circular por la vía pública con correa de un largo que no supere los 2 metros de longitud, collar de ahorque y bozal y el propietario o tenedor (no paseador) no podrá circular con más de dos perros potencialmente peligrosos a la vez.
    Del mismo modo, quedaba prohibida la circulación de perros potencialmente peligrosos en plazas y espacios públicos provistos de juegos infantiles y eventos de concurrencia masiva. “Y los perros potencialmente peligrosos o no que se trasladen en vehículos abiertos bozal y deberán estar atados de modo que no excedan los límites del rodado”, expresaba el proyecto de ordenanza que no se llegó a tratar en el Concejo Deliberante.
    Finalmente establece sanciones para los dueños o tenedores de perros potencialmente peligrosos que no cumpliesen con lo establecido y se considerará infracción grave aquella que le sea aplicada al dueño o tenedor de perro peligroso “por los daños que este causare a otra persona por negligencia del primero, sin prejuicio de lo que se actuare en la Justicia Civil y/o Penal”.

    Presencia de animales domésticos en la vía pública

    Por otro lado, en su artículo 32 el proyecto de ordenanza detallaba que los perros que circulen por las vías y espacios públicos, o privados de concurrencia pública, deberán circular con correa que no supere los 2 metros de longitud, collar, bozal y deben estar identificados. Además, establece que los propietarios de las mascotas deben hacerse cargo de las heces del animal de forma obligatoria.
    Por último establecía la creación de una “perrera” y que el propio Estado municipal genere un “Registro Canino Único Municipal (R.C.U.M)” para garantizar la castración de todos los perros que se capturen de la calle.
    Como este proyecto perdió estado parlamentario, cualquier concejal del Frente de Todos, o sea del mismo partido que el autor del proyecto, podrá ingresarlo al recinto para que ingrese y sea tratado en las comisiones y luego se vote afirmativa o negativamente.

    A %d blogueros les gusta esto: