Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
  • Hoy 24 - Zárate - 16.4° / 17.6°
    • Despejado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 67%
  • Otro violento asalto a una vivienda en el Centro

    3/1/2020
    Scan the QR Code

    Leé desde tu celular

    Las crónicas periodísticas diarias, dan noticias del agravamiento de la situación de la inseguridad en Zárate, no sólo del accionar de motochorros que ya es común en toda la ciudad, sino ahora de robos de magnitud en casas particulares donde se ve el accionar de profesionales que actúan con mucha violencia, destruyendo todo lo que encuentran en busca de su botín, con total impunidad.
    El 30 de diciembre pasado registramos el robo y secuestro de su propietario en una vivienda en la calle Belgrano. Ese mismo día, alrededor de las 19, otra vivienda de la zona céntrica, en calle Independencia fue desvalijada por delincuentes que ingresaron por techos de casas vecinas hasta romper una puerta e ingresar a la misma. Ya adentro prendieron todas las luces y hasta el televisor, y comenzaron una furiosa búsqueda de dinero y objetos de valor rompiendo paredes a martillazos, muebles, puertas, cajones, carteras y una caja fuerte.
    Los propietarios no estaban en la casa, habían salido por breve tiempo, en ese lapso se produjo el violento episodio con total impunidad y sin que haya testigos del asalto que al parecer fue hecho por profesionales del delito.
    LOS “ESCRUCHES”
    Una modalidad delictiva que cada vez es más frecuente y preocupa a los vecinos. Se trata del escruche, que consiste en el acceso a una vivienda en la que no hay gente.
    “Escruchar”, según el diccionario del delito, es “robar en una casa en ausencia de sus moradores, violando puertas, ventanas, o cualquier otra barrera”.
    La particularidad de estos casos tiene que ver con el trabajo previo a llevarlos a cabo, como de inteligencia y logística. Requerimientos que, la mayoría de las veces, los delincuentes compensan con el tamaño del botín: dinero, joyas y armas están entre los faltantes más frecuentes. Básicamente, cualquier tipo de objeto de valor que pueda cargarse con facilidad.
    En los últimos años, este tipo de robos, ha aumentado significativamente.

    A %d blogueros les gusta esto: