• Hoy 23 - Zárate - 20.6° / 22.6°
    • Nublado
    • Presión 1019 hpa
    • Humedad 43%
  • La ESB N° 8 de Barrio Saavedra está dictando clases normalmente

    1/4/2010

    Ante cada necesidad concreta automáticamente viene a la memoria una frase casi contradictoria y que esconde una cierta incapacidad para resolver cuestiones, “los tiempos de la política muchas veces no son los tiempos de la gente”.
    Cabría preguntarse qué es la política pública y para qué está, sino para solucionar los problemas de la gente mediante acciones concretas.
    Más allá de esta idea, en Zárate hubo un problema concreto, que la aplicación de la nueva ESB obligatoria no se hizo acorde a las posibilidades edilicias de las escuelas.
    A raíz de esto faltaba espacio físico y bancos para el dictado normal de clases. “Finalmente ya tenemos unos bancos y nos pudimos acomodar gracias a un préstamo que nos hizo una escuela de Lima por intermedio de la Jefatura de Inspección”, expresó el Director de la ESB N° 8 de Barrio Saavedra, Pablo Altman.
    Actualmente la ESB N° 8 tiene una matrícula de más de 200 chicos y la falta de mobiliario complicaba la situación de todos los profesores a la hora de dar clases.
    Por otro lado, de aquel pedido que hizo el Consejo Escolar a la Dirección de Cultura y Educación para que provean del mobiliario necesario en función de las necesidades de todas las escuelas para el ciclo lectivo 2010, aún no hay novedades.
    Según lo detallado, el pasado 21 de diciembre se le hizo un pedido formal a la provincia para que provea de 4.723 sillas, 2.345 mesas; 375 escritorios; 123 mesas comedor; 244 bancos comedor; 190 mesas y 742 sillas para Jardines de Infantes; 277 pizarrones; 347 bibliotecas y 248 mesas de computación.
    No obstante, días atrás, autoridades del Consejo Escolar se reunieron con inspectores para hacer una segunda lista y darle prioridad a los pedidos más urgentes en función de la matrícula de cada escuela.
    Sin embargo, de todo esto aún no hay novedades; por lo que nuevamente la política corre detrás de los problemas puntuales.
    Mientras hoy el gobierno continúa reclamando un mínimo de clases obligatorias para todos los alumnos, por otro lado no se está abasteciendo a los colegios de mobiliarios para lograr tal objetivo.