• Hoy 17 - Zárate - 5.8° / 6.1°
    • Nublado
    • Presión 1031 hpa
    • Humedad 73%
  • Trabajadores y Ejecutivo acordaron una solución al conflicto municipal

    5/5/2010

    En horas del mediodía de ayer finalmente se retiró la guardia policial que custodiaba las puertas de acceso al Palacio Municipal. Esa fue la señal de que Ejecutivo y trabajadores habían llegado a un acuerdo después de un mes y medio de conflicto.
    Las discusiones habían dejado de concentrarse en los porcentajes de aumento salarial que reclamaban los empleados desde principio de año. El eje de discusión y negociación se había corrido hacia la forma de evitar los descuentos que el Ejecutivo había comenzado a aplicar días atrás en los haberes de sus empleados como consecuencia del no acatamiento de ATE a la conciliación obligatoria resuelta por el Ministerio de Trabajo en medio del conflicto que se había desatado a principios de marzo pasado.
    El acuerdo llegó ayer alrededor del mediodía cuando el sindicato se comprometió a que sus afiliados recuperarían progresivamente las horas de los 10 días no trabajados por huelga en el marco de una resolución ministerial que no había sido respetada y a la que habían apelado mientras que, por su parte, las autoridades del Gobierno local anunciaron que reintegrarían los descuentos.
    Sin embargo, no hubo modificación en cuanto al incremento salarial ofrecido por el Ejecutivo y al que el Sindicato del Personal Municipal había suscripto mucho tiempo antes de que el conflicto se acrecentara. El mismo fue fijado en un 23,8%, última oferta oficial realizada en base a lo que consideraban un crítica situación económico financiera de la Comuna como para hacer frente a un aumento salarial mayor.
    “El aumento es el que se venía señalando,  no por una cuestión especulativa sino porque el Municipio no contaba con más fondos”, informó a LA VOZ, Ariel Ríos, secretario de Gobierno, “así lo manifestamos en más de una oportunidad, era una cifra que estaba dentro de lo posible y que, si bien no es una panacea, es razonable”.
    Más allá de la firma del acuerdo en la jornada de ayer, homologado por la delegación local del Ministerio de Trabajo, los trabajadores habían comenzado a desempeñarse nuevamente en sus tareas desde hacía cuatro días en manifestación de una señal de tregua en el marco de las nuevas negociaciones que se habían encaminado.
    Sobre cuáles fueron los puntos que permitieron llegar a un entendimiento después de más de un mes en permanente enfrentamiento entre ambas partes, Ríos sostuvo que “se buscó el equilibrio, una salida razonable, el Municipio no va a hacer descuentos y los trabajadores recuperarían las horas caídas en servicios para los contribuyentes en conjunto con los funcionarios”.
    Pero, además, se acordó seguir avanzando en cada una de las cuestiones que el gremio plantea. Si bien desde el inicio de la gestión el Ejecutivo y los dos gremios que representan a los trabajadores municipales habían conformado una mesa de enlace para abordar las distintas problemáticas del sector a fin de evitar situaciones conflictivas como las vividas, no se logró evitar un nuevo enfrentamiento.
    Sin embargo, según indicó el funcionario municipal, el diálogo en esta mesa de conversación se retomará para atender a los reclamos constantes del gremio, como pase a planta permanente, recategorizaciones, capacitaciones, seguridad e higiene, entre otros puntos.

    A %d blogueros les gusta esto: