• Hoy 20 - Zárate - 9.4° / 11.5&deg
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 57%
  • Cáffaro se reunió con concejales para hablar del conflicto gremial y retomar agenda común

    6/5/2010

    Los sectores opositores se mostraron escépticos sobre los resultados del encuentro y esperan resultados. Fuertes críticas al Ejecutivo por el manejo del conflicto y el cierre del Palacio Municipal.

    En una convocatoria que resultó prácticamente sorpresiva debido a la forma imprevista en la que se citó y la falta de una agenda delimitada de antemano, el intendente Osvaldo Cáffaro se reunió con los concejales de los distintos bloques parlamentarios de Zárate.
    El objetivo central fue abordar con ellos la forma en la que se manejó desde el Ejecutivo el conflicto gremial, al que se le puso fin ese mismo día, y abrir nuevamente una agenda de temas comunes y de relevancia para la calidad de vida de los vecinos.
    La mayoría de los concejales opositores coincidieron en mantener cierto escepticismo sobre los resultados del encuentro. Sostienen que se manejarán con cautela antes de hacer un análisis de la reunión, algo que debería hacerse en base a los resultados.
    “Si para la próxima reunión no hubo algún avance, significa que esto no sirvió”, dijo uno de los ediles presentes en el encuentro, “hay que ver si todo esto prospera”.
    Aunque en apariencia el encuentro podría haberse calificado como ameno, estuvo cargado de tensión. Principalmente, por el reclamo y las críticas que los legisladores municipales le hicieron al intendente sobre la forma en la que trató institucionalmente el conflicto sindical, la dilatación del mismo y la forma en la que intempestivamente se cerraron las puertas del Palacio Municipal cercenando la labor parlamentaria.
    Cabe recordar que el Cuerpo Legislativo en su conjunto, a excepción del bloque oficialista Nuevo Zárate, aprobó días atrás una resolución y un pedido de informes, haciendo referencia a las medidas tomadas por el Ejecutivo municipal bajo el argumento de preservación del patrimonio público en la Comuna en el marco de una manifestación gremial. Haciendo hincapié también en la independencia de poderes, los concejales consideraron que hubo un avasallamiento de sus facultades y libertades.
    Ambos expedientes estuvieron relacionados a lo acontecido el miércoles 21 de abril cuando, por primera vez en la historia de conflictos sindicales similares, se cerraron todos los accesos al Municipio y se suspendieron funciones en todas las áreas administrativas.
    En ese contexto, el Concejo Deliberante solicitó al Ejecutivo que informara sobre el responsable de haber dado la orden de cerrar las puertas del Municipio, impidiendo, consecuentemente, el acceso de ediles y público en general.
    El intendente hizo referencia a la situación y la decisión basada en la preservación del patrimonio municipal en lo que consideraron fue una “toma” del Palacio por parte de los trabajadores. Algo que fue nuevamente cuestionado por los ediles quienes sostuvieron que, a comparación de otras oportunidades, no hubo riesgo alguno y que se intentó magnificar una situación que no fue tal.
    Por otra parte, Cáffaro dejó abierta la necesidad de retomar la agenda común entre el Ejecutivo y Deliberativo en cuanto a tópicos que se desprenden de su Plan Estratégico para el distrito.
    Si bien el año pasado los ediles mantenían reuniones periódicas con el mandatario y su gabinete, con el receso legislativo de verano los encuentros se vieron interrumpidos hasta el momento. El martes, Cáffaro volvió a manifestar su voluntad de retomar la agenda y se prevé una nueva reunión en dos semanas.