• Hoy 20 - Zárate - 3.9° / 4.7&deg
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 91%
  • Ríos: “Las cuentas cierran y están a la vista de todos”

    29/5/2010

    Así lo manifestó el secretario de Gobierno, Ariel Ríos, ayer al mediodía en el marco de la repercusión que tuvo en el Ejecutivo la desaprobación de la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2009 de la administración del intendente Osvaldo Cáffaro.
    “Por supuesto que tenemos errores pero en lo que hace al manejo de fondos tiene que quedar en claro que las cuestas cierran y están a la vista de todos”, dijo el funcionario.
    Al igual que los legisladores oficialistas, Ríos expresó que no se sorprendió por los resultados de la votación. Sostuvo que tradicionalmente el tema ha sido politizado y cuestionó la falta de argumentaciones solidas de la oposición para rechazar los números del informe.
    “En política nada es casual”, sostuvo, “no esperábamos otro resultado más que el que se dio, aunque sí hubiésemos deseado un fundamento más claro y fuerte porque lo que se es    grime es muy endeble”.
    Tres de los principales cuestionamientos de los ediles opositores sobre la Rendición de Cuentas del Ejecutivo tienen que ver con la distribución de una partida extrapresupuestaria de 32 millones de pesos (parte de los 400 millones prometidos por el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido), los 500 mil pesos destinados para obras de infraestructura de salud y una deuda consolidada de aproximadamente 8 millones de pesos que todavía tiene la Comuna.
    Al respecto, el secretario de Gobierno explicó que los 32 millones “se encuentran visibles en obras que se están ejecutando y que se van a finalizar”, que los 500 mil pesos “está más que claro que se invierte en salas, compra de equipamiento y profesionales” y que la deuda “la hemos bajado a la mitad, lo que es un merito; además, existe deuda porque hubo inversión en este gobierno y en los anteriores, así que no pueden argumentar esto como una falta de claridad porque se puede justificar en la obra pública”. Por otra parte pero en el mismo contexto, se refirió a las pintadas que se pudieron apreciar en algunos edificios. “Tampoco es casualidad que no se haya aprobado la Rendición de Cuentas y que aparecieran leyendas contra el intendente”, dijo.  Repudiando el hecho, agregó que “no hay que apelar a herramientas bajas para ensuciar los nombres de funcionarios en una cuestión política, los concejales tuvieron el tiempo más que suficiente para revisar las cuentas municipales, si había cosas para aclarar y no lo hicieron a tiempo, allá ellos; de última, el Tribunal de Cuentas es el que define si los funcionarios no cumplimos o no llevamos las cuentas en forma transparente”.