• Hoy 29 - Zárate - 10.1° / 11.7°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 60%
  • Vecinos que ya habitan el barrio “Los Ceibos” despidieron el año

    5/1/2011

    Vecinos del Barrio Los Ceibos, que componen las primeras 140 familias que comenzaron a habitar sus viviendas a partir de mediados del pasado mes de noviembre, se congregaron en el complejo habitacional para, brindis mediante, despedir el año y darle la bienvenida al nuevo.
    El cierre de este 2010 dejó, a diferencia de otros años, la satisfacción por el deber cumplido al haber logrado la tan ansiada entrega de las primeras unidades luego de tantos años de espera y promesas plagados de dificultades que ahora parecen despejarse en forma definitiva.
    A su vez, los presentes reafirmaron el compromiso de todos los asociados de seguir luchando sin pausa ni descanso hasta que la última de las 400 viviendas sea entregada a sus beneficiarios. Recordemos que el pasado 18 de diciembre se realizó el segundo sorteo de 94 viviendas más, cuya entrega en etapas está programada a partir del curso del próximo mes de febrero.
    La Comisión Directiva informó las gestiones que la entidad viene realizando también, para lograr de parte de la Municipalidad y de la Cooperativa Electricidad la urgente prestación del servicio de recolección de residuos, entre otras necesidades imperiosas como la extensión del transporte público de pasajeros, la colocación de un puente peatonal que permita el cruce de la Ruta Nº 193 que vincula la calle Croacia de acceso al barrio con la empresa Toyota donde trabaja un gran número de adjudicatarios y la apertura de un acceso vehicular desde la Ruta 9 a la colectora altura calle Larrea.
    También los asociados aguardan con expectativa el avance del proceso de licitación convocada por la Municipalidad y financiado por el Gobierno nacional que permitirá la pavimentación de la calle Larrea y, con ello, el acceso e integración del barrio con la zona urbana de la ciudad.
    Finalizado el sencillo pero grato momento de camaradería compartido ya en el seno del flamante barrio que va tomando identidad, los vecinos volvieron a sus viviendas satisfechos por el sueño cumplido de haber podido aguardar la llegada del nuevo año en su casa propia.