• Hoy 6 - Zárate - 6.7° / 7°
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 78%
  • El FpV trabaja en un proyecto para gravar “tierras ociosas”

    11/10/2011

    El candidato del Frente para la Victoria (FpV), José Luis Mangini, anunció un proyecto en el que viene trabajando junto a la comisión de “Vivienda” para que, en caso de asumir a la intendencia, ataque al principal problema que padece la ciudad, la falta de viviendas.
    “Es el tema en el que más hemos trabajado, aparte de la seguridad. Creemos que el 80 % del déficit habitacional que hoy tiene la ciudad se soluciona aplicando un gravamen sobre la tierra ociosa para obligar a los propietarios a vender o edificar”, adelantó Mangini.
    En principio separó el tema en dos grupos. “El problema de la vivienda es grave y hablar de vivienda no es hablar únicamente de asentamientos, ya que por un lado están los que pueden pagar por un terreno y, por otro, los que no lo pueden pagar. El primer grupo se compone de cualquier empleado de una industria, que gana, en promedio, siete mil pesos. Sin embargo, ese joven tampoco puede acceder a la vivienda. Si ese chico va a un banco no accede al crédito ya que no califica para comprar un inmueble porque el banco le da el 60 % del valor. Entonces no es como en la época de nuestros viejos que si uno tenía trabajo se compraba un terreno y luego edificaba. Esa cadena económica no se cumple porque hoy un departamento cuesta 85 mil dólares y un terreno 30 mil dólares. En esta situación, hay una gran franja de vecinos que quieren acceder a la vivienda pero terminan viviendo en su casa paterna porque ya ni siquiera accede a la tierra”, expresó el candidato del Frente para la Victoria.
    A raíz de esto, dijo que están preparando muchas ordenanzas relativas al gravamen de la tierra, “nos parece que hay que gravar la tierra ociosa porque el Estado debe intervenir en este problema, debe fraccionar esos terrenos, gestionar la instalación de servicios para que luego se puedan vender. Nuestra postura es clara, si el Estado interviene en el mercado inmobiliario, gravando la tierra ociosa, los precios del mercado bajarán. El 80 % del déficit habitacional de las siete mil viviendas se podría resolver de esta manera, porque hay un problema financiero y no económico. El 80 % de esta gente puede pagar por su terreno”, aseguró.
    En este sentido, confirmó que, de hecho, “la realidad se está  imponiendo sobre lo político”. “Muchas empresas están generando sociedades sin fines de lucro para adquirir terrenos y comenzar a edificar. Empleados de muchas industrias están haciendo esto, algo que debería hacer el Estado. La tarea es sencilla, el Estado debe agruparlos, o aprovechar a los que ya estén reunidos en estas asociaciones, y ayudarlos a acceder a la tierra. Luego debe hablar con las instituciones bancarias para que a través de un fideicomiso respalden la compra de terrenos. Después se financian los servicios y, en poco tiempo, se solucionó el problema del 80 % de esta franja que tiene empleo. Desde el Estado municipal se puede hacer mucho y si estos agrupamientos de empleados y obreros siguen, lo harán ellos. Con o sin el Estado la gente se va abriendo caminos”, opinó el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica.

    Los asentamientos

    En tanto al hablar del otro 20 % restante, Mangini se refirió a asentamientos. “Por otro lado, a la gente que se encuentra en franjas marginales, sin trabajo, sí hay que garantizarles el acceso a la tierra. El Estado nacional debe comprar tierras, así como hizo Perón con los Fonavi. Antes mucha gente trabajaba y no estaba bancarizada. Hoy sí, entonces estos planes de vivienda se instrumentarían más fácilmente. Entonces el Estado debe darles una mano a ellos e intervenir sobre aquellos que no pueden acceder a la tierra. Si las tierras serían propiedad del Estado, los planes federales también se gestionarían más rápido y se resolverían mejor. Lo peor es lo que estamos haciendo hoy, ya que no se resuelve el 80 % ni el 20 restante con planes federales. Este gobierno municipal no ha llevado a cabo ningún plan y ya perdimos cuatro años”, concluyó.