• Hoy 22 - Zárate - 13.1° / 13.2°
    • Lluvia
    • Presión 1021 hpa
    • Humedad 75%
  • “Zárate no cuenta con una coparticipación adecuada”

    17/1/2013

    Este medio fue el único que estuvo presente en la 2da. Sesión de Prórroga en donde se aumentaron las tasas, las cuales hoy generan polémica, acusaciones cruzadas y malestar en toda la población por los altos valores y por haber sido aplicada de forma inconsulta con el sector industrial, el comercial y finalmente con los frentistas.
    Desde el 20 de diciembre del año pasado hasta el día de hoy, el único concejal oficialista o funcionario municipal que se refirió al tema fue el mismo presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino. Y lo hizo en el medio de la sesión y “sobre tablas”.
    Dejó su estrado, se dirigió a su banca y justificó el aumento expresando lo siguiente; “veníamos desde hace un tiempo largo con precios deprimidos en las tasas municipales. Progresivamente se fue haciendo una actualización gradual de los costos reales. Por un lado, es cierto que el Estado debe tener una función social, por lo menos así fuimos formados desde nuestro partido y desde nuestra ideología. No obstante, por otro, el Estado tiene que ser administrativamente eficiente, no debe depender de nadie y debe hacerse valer por sí solo de sus actos, de afrontar sus compromisos a nivel local. Por supuesto teniendo en cuenta la coparticipación que corresponde de los impuestos a nivel nacional y provincial. Y en este tema, Zárate no cuenta con una coparticipación adecuada en relación al producto bruto de la ciudad. En el año 2008 calculamos un producto bruto de más de 10 mil millones de pesos en el distrito de Zárate. Hoy con un presupuesto de 280 millones proyectado para el 2013. Entonces fíjense qué cantidad de riqueza que genera la ciudad y que poco tenemos para invertir en ella”, esa fue la justificación de Aldo Morino respecto al aumento de las tasas, basada en la poca coparticipación que recibe el distrito que este año la estiman en unos 82.524.600 pesos.
    Pero no se detuvo allí, continuó con una comparación. “Sé que a veces las comparaciones son odiosas, pero por un servicio de televisión local por cable, del servicio básico, viene un promedio mensual para pagar de 160 o 170 pesos en una factura plana; lo cual genera una proyección anual de 2 mil pesos. Fíjense que el costo anual de un servicio de cable es mucho mayor al servicio municipal de tasas. Y recién vamos a estar rondando esa cifra, de dos mil pesos por mes, de acá a dos años. Volvemos a recalcar, desde nuestro bloque, que este aumento de tasas está amparado en la necesidad de subsidiar ciertas cuestiones sociales que debe hacerse cargo un Estado municipal como éste y para ganar en autonomía. Respetamos todas las opiniones pero vamos a fundamentar nuestro voto de esta manera”, agregó.
    Sin embargo la edil Silvia Baccino, presidente del bloque de Unión Peronismo Federal, salió al cruce de esta declaraciones. Un servicio de cable es optativo, no es obligatorio. No es un servicio básico y hay diferentes opciones que los vecinos pueden tomar. Tampoco el valor de este servicio está sujeto a una propiedad como sí lo hace la tasa municipal. Por otro lado, en la realidad, los vecinos no ven el destino de inversión de todo el dinero que pagan. Las calles siguen estando deterioradas y hay una serie de problemas que no se traducen en mejoras”, respondió la concejal.
    Por último, Morino concluyó, “Di el tema del cable como un ejemplo, aunque también es cierto, y hay que tenerlo en cuenta, que si uno no paga el cable o el teléfono, la compañía lo corta inmediatamente. En cambio los servicios municipales se siguen dando a pesar de que mucha gente no los paga”, concluyó.

    Sin reglas claras para el sector industrial
    En otro orden de cosas, resulta llamativo también, en medio de toda esta polémica por el aumento de tasas, que en agosto del año pasado en una Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes se modificó la Ordenanza Impositiva N° 4006 por pedido de la empresa automotriz Toyota Argentina.
    Lo que la empresa japonesa pedía era que se la exima de pagar más tasas en concepto de Seguridad e Higiene. Y así lo hicieron.
    Es contradictorio que cuatro meses más tarde el DEM haya ejecutado otro aumento inclusive para el sector industrial. A juzgar por el comunicado de la Unión Industrial que decía, sin vueltas, que este nuevo aumento desmedido e inconsulto del Ejecutivo ponía en serio peligro la situación de muchas empresas radicadas en Zárate, no deja de ser llamativo que en cuatro meses el Ejecutivo establezca ciertas leyes para el sector y luego otras diferentes.
    “No nos olvidemos que Toyota está en plena expansión y requiere de mucha mano de obra local y también de muchas otras empresas proveedoras de materiales e insumos. Además, la automotriz devuelve mucho a la comunidad en programas de Responsabilidad Social Empresaria. Tampoco nos olvidemos que Toyota fue el vínculo para que la Embajada de Japón construya la unidad sanitaria en barrio Bosch. También hace mucho por el desarrollo del parque temático industrial”, había expresado, en su momento, el presidente del Concejo Deliberante, Aldo Morino. “Siempre tratamos de optimizar la recaudación pero este Ejecutivo, y en particular los concejales de Nuevo Zárate, también tenemos en cuenta la macroeconomía y la economía local”, había asegurado.
    En su momento, los concejales y “Mayores Contribuyentes” consensuaron en establecer un techo máximo a la contribución de Toyota en 15,5 millones de pesos anuales en concepto de tasa por seguridad e higiene. No obstante, se fijó que la empresa deberá pagar un valor correspondiente al 4 por mil de su facturación anual que, por lo que dice la Ordenanza Fiscal e Impositiva, traerá aparejado más erogaciones para la automotriz ya que no discrimina empresas dentro del sector industrial radicado en nuestra ciudad.

     

    Aldo Morino