• Hoy 28 - Zárate - 22.2° / 25.6°
    • Lluvia
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 81%
  • Julio De Vido: “La colombofilia es una distracción y una pasión”

    4/2/2013

    Lejos de lo que fue el récord de consumo de energía, ocurrido el viernes de la semana anterior. Lejos de la decisión del Gobierno Nacional de presentarse a la justicia por la actitud del gobernador de Córdoba, De la Sota, por el cierre de antenas de TV. Lejos de los cortes de electricidad sucedidos la semana anterior y lejos, también, del pedido de re reelección de la presidenta Cristina Kirchner, de quien es uno de sus principales propulsores, Julio De Vido (63 años, arquitecto y Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios) encuentra su “cable a tierra” en una actividad muy relacionada con la historia de nuestra ciudad, la colombofilia.
    Y sobre este tema, sobre su contacto con el deporte de las palomas, fue acordada una entrevista con Diario La Voz.
    La cita fue el sábado por la mañana, en su lugar de residencia en el Club de Chacras Puerto Panal, que se encuentra en tierras que eran de la Vieja Estancia Las Palmas que pertenecieron al coronel Alfredo Urquiza.
    Su acceso es por el original Camino Real de la época de la Colonia. Todo el Club de Chacras Puerto Panal son casi 700 Has. de un campo quebrado que remata con una costa de mas de 2.000 metros sobre el río Paraná. A sólo 5 kilómetros de Lima y poco menos de 15 minutos de Zárate.
    Allí tiene su residencia y nos recibió Julio Miguel De Vido en su chacra donde se encuentra el palomar y donde, cada fin de semana -mientras sus ocupaciones se lo permiten- acude a buscar “el contacto con el mundo real…” como él mismo lo diría en la nota.
    “Empecé hace pocos años con la colombofilia, diríamos que dos años atrás. Ya de grande, aunque a mí siempre me gustaron los animales, los canarios. Era muy “bichero” en ese sentido…” dijo De Vido al buscar sus inicios con la colombofilia.
    Ampliando este tema reconocería que “en mayo de 2011 estuve visitando el palomar de Francisco Gravotti que tiene en Lima y desde ese momento nació la relación que mantengo con Francisco, quien es el que cuida y prepara a las palomas…”
    Con respecto a la actividad pero desde lo competitivo, De Vido se mostró satisfecho con lo sucedido en 2012 “Recien tenemos un año como palomar y los resultados fueron muy buenos. Estuvimos participando en La Campanense-La Limeña. También lo hicimos en la Asociación de Cañuelas con clasificaciones muy buenas…”
    “Claro que nos destacamos con los pichones, ya que no teníamos hasta ahora palomas adultas. Las veces que largamos las líneas de adultas lo hicimos con pichones. Ya para este año tendremos un lote de adultas que esperemos rindan muy bien…”
    Sabe, y muy bien, que la ciudad de Zárate es Cuna de la Colombofilia Nacional. “Por suerte que sabemos eso y es muy bueno para aprender en ésta actividad.
    Aprendo mucho en el día a día con Francisco (por Gravotti) que tiene 25 años de experiencia de palomero y él viene de haber aprendido con gente con mucha más experiencia.
    Los conocimientos se traspasan de generación a generación y es muy importante en ese sentido la prolongación de la sabiduría…”
    De Vido definió a la colombofilia como “un deporte vivo, que tiene mucha difusión”.  No desconoce tampoco que hay un axioma en la colombofilia que dice “nunca culpes a la paloma si no llega el domingo… fíjate lo que hiciste mal en los cinco días previos” y es por eso que destaca y mucho el aporte y el trabajo diario de Francisco Gravotti en el palomar. Señaló que “hace un gran trabajo y es muy importante en el cuidado de las palomas que tenemos”.
    Durante la charla que mantuvimos con el ministro De Vido (quien es el miembro del Gabinete Nacional que mayor tiempo permanece en su cargo, desde 2003 con la llegada de Néstor Kirchner) que realizamos en una oficina con mucha luminosidad (de grandes ventanales donde el verde del parque parece ingresar con su frescura) y unida al palomar se acerca en un momento su esposa, Alessandra Minicelli de quien dice “ella también ayuda mucho en el palomar..”. Claro, cómo no hacerlo si la colombofilia ha sido y lo seguirá siendo una actividad de la familia.
    Permanentemente hace hincapié en “aprender de la gente que sabe”, aunque brinda datos que ya tiene incorporados y que lo convierten a él también en un conocedor de las palomas. “Saber el tipo de viento, la resistencia de la paloma, la distancia a recorrer…”
    Con sus múltiples obligaciones (mientras mantenemos la conversación no olvida mencionar que esta semana estará viajando a Dubai) llegar a su chacra en Puerto Panal, estar con sus palomas lo toma como “un cable a tierra”. Dice “vivimos en un mundo irreal que lo marca Google y tendremos que volcarnos más a un mundo natural. Para mí llegar a este lugar en una distracción como también lo es cuando vamos a varear y llegamos hasta Villa Lía, Alsina, San Pedro, San Antonio de Areco…”
    Consultado sobre las expectativas para este año, Julio De Vido aseguró que “son las mejores. Es que ahora ya tendremos adultas y vamos a tratar de mejorar lo que hicimos en 2012…”
    La nota periodística había terminado. Fue el momento de las fotografías a las que accedió con mucha gentileza. Dentro del palomar, junto a su amigo Francisco Gravotti, mostrando un perfil desconocido de quien, para muchos, es el funcionario con más poder en el Gabinete de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
    “Vengan… vamos a tomar algo…”, dijo el ministro al periodista y fotógrafo de Diario La Voz acercándonos a la casa principal de la residencia. Allí observamos un lago artificial donde se confunden gansos, faisan, pavos, cisnes. También un ñandú. Cuatro o cinco perros que recorren el parque principal. Sobre un costado varias jaulas con aves exóticas de hermosos colores.
    En ese momento nos enteramos que Julio De Vido es hincha de Boca, “como debe ser”, afirma en forma orgulloso, y que además de la colombofilia también es un amante de la pesca “No te olvides que soy del sur y allí la pesca con mosca es muy común.  De vez en cuando también voy a pescar al río…”
    Ya era momento del regreso. De despedirnos del ministro Julio De Vido con un apretón de manos y sin hablar nada de política. No era la idea. Era mostrarlo distinto, diferente, aferrado a una actividad como la colombofilia que ha sido y aún sigue siendo un deporte muy ligado a la historia de Zárate.
    Y así lo pudimos mostrar…

    Julio De Vido se apasiona cuando habla de colombofilia, una actividad que practica.

    El ministro Julio De Vido dió una entrevista exclusiva a Diario La Voz. Fue el sábado al mediodía.

    Francisco Gravotti y Julio De Vido, unidos por la amistad y el amor por la colombofilia.