• Hoy 25 - Zárate - 18° / 18.5°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 97%
  • “Hoy el SAME no se puede implementar en Zárate”

    14/8/2018

    Con el anuncio del intendente de Campana, Sebastián Abella sobre la implementación del SAME en la vecina localidad, comenzaron a circular las versiones sobre el posible desembarco de la empresa de emergencias médicas en Zárate.
    El quid de la cuestión, por estos días, se resume a un cálculo matemático; en el actual contexto económico, resulta inviable la implementación del SAME, definido como un servicio “caro”, considerando el desarrollo que ha logrado el Servicio de Emergencia Municipal (Semu) hasta estos días.
    Ahora bien, la asertiva cita que titula esta nota, al parecer no es el resultado de una decisión arbitraria; en dialogo con LA VOZ, el secretario de Gobierno, Lic. Pablo Giménez, adelantó en exclusiva que por el momento se descarta la llegada del SAME a Zárate, en virtud de la confección de análisis e informes encomendados por el intendente Osvaldo Cáffaro a las secretarías de Salud, Economía y Hacienda, y Gobierno.
    “Para que venga el SAME a Zárate se deben cumplir con una serie de formalidades como firmar un convenio que luego sea ratificado por el Concejo Deliberante. El convenio contiene dos anexos, donde se describen tipos de contrataciones, los gastos que tiene que asumir la Municipalidad (tanto el contrato de personal, como el tipo de asistencia), el tipo de infraestructura que hay que tener, no solo de ambulancias, sino también de la atención del servicio 107, entre otras cosas. Por eso, nos tomamos el trabajo de ponerlo en números, y en el análisis que hacemos de lo que significa implementar bien el SAME acá, teniendo todo en regla, nos lleva a un presupuesto por encima de los $4 millones mensuales, y unos casi $40 millones anuales. Esa es la cuenta que hay que tomar”, sintetizó el funcionario.
    Según definen desde la Municipalidad, el convenio al que describen como “bastante estricto”, estipula la entrega de tres ambulancias, y la suma de $20 millones para el Municipio, considerando las dimensión poblacional de Zárate; “Con lo cual, nosotros no podríamos financiar ni el 50% de lo que sale un año”, continuó Giménez.
    Este análisis, se encuentra basado en la lectura del convenio estándar que ofrece SAME a los municipios, lo cual se encolumna detrás de una iniciativa provincial de integrar al sistema de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a todo el anillo del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires).
    “No hay condiciones económicas ni técnicas para que implementemos el SAME en Zárate. Toda la inversión de $20 millones que ellos nos dan en tres etapas, a nosotros no nos cubre ni 50% del primer año de la implementación. Con lo cual, económicamente nosotros le estamos recomendando al Intendente que ese convenio no se firme, y que tengamos que pasar a una opción B”.
    ¿Cuál sería la opción “B”? Considerando las capacidades que desarrolló el Semu a cargo del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Zárate, la alternativa –que aun se encuentra en proceso de análisis- sería aliviar a los bomberos de todo el trabajo que al día de hoy llevan a cabo, lo que les insuma un desembolso mensual de $822 mil. Poniendo blanco sobre negro, en caso de acceder al convenio con el SAME, el Municipio pasaría a invertir $4 millones mensuales, contra los $822 mil de la actualidad. “La idea es que los bomberos sigan trabajando con nosotros pero con los esfuerzos repartidos, y que el servicio de emergencia en la calle lo asuma la Municipalidad de Zárate a través de la Secretaría de Salud, y que ellos nos ayuden a gerenciar la demanda”, graficó Giménez y agregó: “Les estamos proponiendo reemplazar parte de las acciones que llevábamos a cabo con ellos, a través de un trabajo mucho mas acotado y sin tanto peso económico. La contrapartida sería ingreso neto que le entraría a bomberos sin que ellos tengan que hacer las erogaciones de personal, mantenimiento, combustible, seguro y la logística de tener a cargo la implementación”.
    Desde el Ejecutivo Municipal, aseguran no tener necesidad ni apuro para suscribir a un convenio de tal magnitud. “Nos vino bien analizar los costos, para ver que capacidades teníamos de implementarlo nosotros mismos, así que estamos en esa etapa. Mientras tengamos nuestro sistema de atención primaria, los hospitales intermedios de Lima y Zárate, las unidades sanitarias trabajando de manera coordinada en este sistema y una buena relación con el hospital zonal, podemos seguir brindando un servicio que hasta ahora nos dio resultado”, explicó el funcionario.
    Por otra parte, al momento de tomar la decisión, también priman otros factores. El gasto de la disposición final de residuos que emergió tras la decisión judicial de clausurar el predio de Cóncaro, configuró un contexto donde, aseguran, “hay que ser rigurosos en la implementación por las restricciones que están habiendo”.
    A esto, se refiere con que, además del gasto asumido por la disposición final de los residuos, probablemente el Gobierno Provincial efectúe un recorte del Fondo de Financiamiento Educativo (FFE) que, según advierte el Secretario de Gobierno, “nos va a llevar a que se implemente un 95% en infraestructura (cuando en la actualidad se destina un 40%, y que nosotros tengamos que ver qué hacemos con el FFE, que lo ponemos estrictamente en educación, a través de inversiones en el CGC, en nuestra escuela de las artes, los talleres, promociones y los programas de alfabetización. Todo entra en tensión a partir de estas decisiones que está por tomar el gobierno provincial. Tenemos que ser responsables y decirle a la gente que hoy el SAME no se puede implementar en Zárate”.

    Pablo Giménez.