• Hoy 26 - Zárate - 17.9° / 18.3°
    • Nublado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 85%
  • Cartoneros advierten sobre la llegada de cooperativas foráneas

    30/8/2018

    La Cooperativa La Esperanza viene trabajando en la recolección de plásticos, cartones, maderas y metales desde muchos años en la ciudad. En los últimos cinco años mantuvieron un especial ímpetu en reorganizarse y establecer lazos con otras entidades, colegios y la propia municipalidad, quien los apoyó.
    En abril de este año han obtenido el número de matrícula y fueron reconocidos por el propio Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES). Está conformada por 130 miembros y mantenían trabajando en el predio de Concaro, donde funcionaba el basural recientemente clausurado, a unos 70 cooperativistas de los cuales 50 eran zarateños y otros 20 pertenecientes a barrios campanenses limítrofes, como San Cayetano, ubicado a la vera de la Ruta 6.
    Sin embargo tras la clausura del basural se han quedado sin fuente laboral, dado que en el mismo predio ubicado en el Paraje La Pesquería, separaban diferentes elementos para luego reciclarlos.
    En los últimos días, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) se han organizado en nuestra ciudad para trabajar en el reciclado de materiales. En su comunicado, declaraba que eran parte de la Cooperativa La Esperanza y que estarán hoy y el viernes en Plaza Mitre recibiendo materiales para reciclar.
    “Nosotros somos Cooperativa La Esperanza de Zárate, ellos también se llaman igual pero a lo que nosotros nos preocupa es que son de Capital, y vienen a trabajar en el reciclado cuando ya está nuestra cooperativa dedicada a esto y que está conformada por todos trabajadores de Zárate. Nosotros tomamos este trabajo como una fuente laboral, para darle de comer a nuestros hijos; no es un negocio como lo plantean ellos. Es por ello que advertimos el desembarco oportunista de esta cooperativa que viene de la mano de la Cooperativa Los Álamos, que tiene a diferentes cooperativas dedicada a la basura y el reciclado en Mendoza y en Capital Federal. Tienen motos, camionetas y toda una infraestructura que nosotros no tenemos, pero la diferencia es que todos los miembros de la cooperativa La Esperanza somos de Zárate y no tenemos esta infraestructura; ni siquiera subsidios; y por eso apelamos a la conciencia de la gente de Zárate para que nos ayude, porque sin nuestra fuente laboral no tenemos nada”, expresó Marcelo Pérez, presidente de la cooperativa La Esperanza. “La municipalidad está preparando un programa de reciclado local que sí incluye a nuestra cooperativa, con lo cual nos parece un atropello que cooperativas de afuera vengan a Zárate y comiencen a recibir materiales omitiendo todo lo trabajado con los compañeros, en este caso junto a la municipalidad”, reclamó Pérez.
    Otros trabajadores que separaban y reciclaban en el predio de Concaro, en este sentido, aclararon que la cooperativa La Esperanza tiene un proyecto integral, que busca generar un cuidado consciente del medio ambiente con el reciclado, que también pertenecen a la economía social, que son reconocidos por el INAES y que, por sobre todo, son vecinos de Zárate que la “luchan día tras día”.
    Además subrayaron que mantienen un esquema de capacitaciones y un programa de trabajo con proyección a veinte años. Dentro de este plan, presentado al Ejecutivo municipal, establecen que todos los cooperativistas trabajen siete años en la calle, recolectando y conociendo los diferentes materiales reciclables, luego otros siete años en una planta de separación y los últimos siete en una planta de producción, ya que tienen la idea de darle valor agregado a la basura con la fabricación y comercialización de otros productos provenientes del cartón y del metal. “Queremos crear una economía circular, recogiendo basura, separando y clasificando, y luego capacitando a los cooperativistas en la fabricación de otros elementos provenientes de los residuos que recolectamos. Claro que para esto se necesita dinero y si ahora nos vienen a sacar la poca fuente de trabajo que tenemos se nos hace imposible”, aclararon desde la cooperativa La Esperanza.
    Finalmente esta entidad han efectuado dos pedidos; uno al Concejo Deliberante para ser incluidos dentro del programa de Ayuda Social votado recientemente por los ediles y que sean tenidos en cuenta para participar de la separación de residuos como lo hacían antes en el predio de Concaro; con el afán de seguir manteniendo sus fuentes laborales.

    Integrantes de la Cooperativa “La Esperanza”.