• Hoy 21 - Zárate - 17.1° / 18.2°
    • Despejado
    • Presión 1025 hpa
    • Humedad 32%
  • En cuarentena también aumentan los precios

    26/3/2020

    Al igual que en Rosario, San Pedro, Baradero y otros municipios del corredor de Ruta 9; consumidores están sufriendo por un aumento desmedido en el precio de las verduras, carnes y otros alimentos esenciales en medio de una cuarentena obligatoria a causa del coronavirus, decretada por el gobierno nacional.
    En este sentido, los consumidores locales reclamaron por subas exorbitantes en el precio de la papa, lechuga y del tomate en el orden del 100%, el 50% y el 40% respectivamente, en muchas verdulerías. Al igual que varios cortes de carne en los frigoríficos y carnicerías.
    En tanto los comerciantes argumentan que los precios mayoristas aumentaron en esos porcentajes y que sólo trasladan al precio final el precio de costo, no buscando ampliar sus márgenes de ganancia.
    También indicaron que la fruta aumentó en todos los productos entre un 20 y un 30%; “se resintió toda la cadena de distribución. Esto lo tiene que controlar el gobierno nacional, no nosotros”, recriminó un verdulero de calle Alem.
    La cuarentena obligatoria diezmó, literalmente, las capacidades operativas del Municipio; y es por ello que el área de Desarrollo Económico a cargo de Leonel Soto controla, con los escasos recursos de personal que mantiene, a las industrias y a las terminales portuarias en el cumplimiento del protocolo sanitario.
    Esto le deja poco espacio para el control de los comercios ante el “abuso” que presentan muchos comercios en relación al aumento de precios de alimentos y productos esenciales. Pero la idea de la Secretaría es proponer que se sumen más empleados municipales para atender esta otra demanda vecinal.
    Cabe remarcar que el propio presidente, Alberto Fernández, aseguró que el gobierno instalará controles contra la remarcación de precios pero la implementación en los municipios parece ser dificultosa, más en un período en el que la mayoría de los empleados y empleadas han sido licenciados.
    En las redes sociales, vecinos y vecinas utilizan la modalidad “escrache” para dar a conocer aumentos en precios de alimentos y productos de limpieza, entre otros rubros, que suben sin lógica alguna de un día para otro.