• Hoy 3 - Zárate - 20.2° / 22°
    • Nublado
    • Presión 1010 hpa
    • Humedad 61%
  • Zárate Recicla cumplió su primer año mejorando el medioambiente

    27/3/2020

    El 25 de marzo del 2019, un grupo de voluntarios de Zárate se sintió interpelado por situación medioambiental y decidió pasar a la acción con intervenciones concretas que generen cambios puntuales en la vida de las personas.
    Zárate Recicla comenzó con una propuesta que recorrió el mundo conocida como #ThrashChallenge; el desafío que se difundió a través de las redes sociales, consistía en identificar un lugar afectado por la contaminación y el vuelco de residuos, luego poner manos a la obra en la limpieza del lugar, y compara con fotografías el antes y el después. Esta movida, tiene por objetivo concientizar a la población sobre la importancia de cuidar el entorno en el que vivimos y, sobre todo, sobre la necesidad de darle un tratamiento adecuado a la basura y los descartes.
    En diálogo con LA VOZ, Matías Lango, referente de Zárate Recicla, contó que esta iniciativa comenzó como un proyecto en el 2001, pero que “fue interrumpido en múltiples momentos porque la sociedad no estaba preparada para asumir las consecuencias de nuestros hábitos. Pero hoy, la sociedad es distinta, la sociedad tomó conciencia y puso manos a las obras para solucionar problemas que crearon nuestros antepasados. Es por eso que Zárate Recicla en tan solo un año, llegó a ser lo que es. No sólo por los voluntarios que con mucho esfuerzo llevan adelante las actividades que ven, sino también por todo aquel que, desde su lugar, aporta su granito de arena haciendo ecoladrillos, haciendo compostaje, separando los residuos”.
    La emergencia del grupo en la comunidad fue notable y en poco tiempo, se fueron sumando distintos adherentes que trajeron iniciativas conjuntas con distintas instituciones, escuelas o cooperativas.
    Con un crecimiento tan marcado dentro de la sociedad zarateña, surgen también distintas expectativas a futuro: “Nuestras expectativas colectivas son seguir trabajando fuertemente en la educación y conciencia ambiental, desarrollando y promoviendo varios proyectos socio-ambientales con participación de la comunidad, es muy importante estimular a la sociedad en su conjunto con valores sociales y ambientales para reducir el impacto negativo que realizamos, para desarrollarnos en un entorno más sano y saludable con inclusión social, ya que al darle una segunda vida a los residuos que generamos, aumentan exponencialmente las fuentes de trabajo local sin discriminación laboral, unas problemáticas actuales, que podemos solucionar a través de la revalorización de los residuos”.
    Y del mismo modo, agrega: “Queremos buscar en la comunidad personas activas a favor del medio ambiente, realizando actividades sustentables y sostenibles, garantizando un mañana mejor, y así conseguir políticas que contemplen el desarrollo humano sostenible protegiendo los recursos naturales y las personas”.
    Entre sus proyectos, cuentan con una idea llamada “Escuela Verde”, que consiste en conseguir que las escuelas se conviertan en estaciones de reciclado para su entorno (familias de la institución); esto contará con dos fases: la primera, es la charla de concientización y visibilización de la problemática, mientras que la segunda será incorporar canastos en las instituciones para que sus alumnos y alumnas lleven el material reciclado, que será retirado por las cooperativas de reciclaje.
    También proponen darle continuidad a “Alerta Verde”, un proyecto actual que se está realizando en el jardín “Barquito de Papel” para salas de 3, 4 y 5 años, donde se harán recorridos por los puntos verdes de la ciudad, compostaje y taller de reutilización de residuos (utilizar botellas plásticas para hacer macetas, con la participación de niñas y niños, agregando la tierra fértil obtenida del compost).
    “Toda persona se puede sumar a la participación, nosotros consideramos voluntarios a toda aquella persona que de forma pasiva o activa trata de mejorar sus hábitos”, definió Lango.

    “La circunstancias nos llevan a celebrar desde la casa”

    “Teníamos muchos planes para celebrar nuestro cumpleaños, pero las circunstancias del día a día nos llevaron a que cada uno tenga que celebrar desde su casa”, contó Longo. Y agregó: “Sin embargo, no todo es negativo.Cuando la humanidad se corre un poquito del centro de la escena, aparecen alces en Japón, gacelas jugando en el mar, peces y cisnes en Venecia, una capa de ozono que se regenera. Y eso, para nosotros, es un motivo de celebración tanto o más, que haber cumplido un año realizando esta hermosa tarea que nos acerca a la sociedad en la que vivimos, crea un medio ambiente mejor y trae inclusión social”, remarca Lango, y agradece “a todos los que nos abrieron las puertas de sus colegios, trabajos y casas este año para que poco a poco pudiéramos sumar más gente a este movimiento. Nos comprometemos a seguir haciéndolo”.