• Hoy 22 - Zárate - 4° / 4.6°
    • Despejado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 67%
  • Largas colas en bancos y cajeros: el día que no se respetó el aislamiento obligatorio

    28/3/2020

    Una postal que despertó preocupación durante la jornada de ayer, tuvo que ver la importante acumulación de gente que se vio en las puertas de distintas entidades bancarias de la ciudad, a pesar de las recomendaciones de las autoridades que insisten en evitar las aglomeraciones de personas. A esto se sumó un gran transito de personas por las calles céntricas.
    Sendas instrucciones y consejos de autoridades de gobierno e instituciones desbordan las redes sociales y medios de comunicación para llegar la comunidad y despertar un gesto solidario que invoque la acción de cuidar al otro y cuidarse a si mismo.
    El panorama del Centro asombró a muchos que descargaron su malestar en el Facebook de LA VOZ que mostró imágenes de esta situación; se sabe que el Covid-19 es un virus que ya ha cobrado miles de vidas en todo el mundo, y que uno de los principales factores que lo caracterizan en su alto índice de contagio.
    Pues bien, evadiendo la responsabilidad social que amerita la coyuntura, cientos de vecinos se hicieron presentes en distintas entidades bancarias para realizar numerosos trámites. Una de las razones, fue el cobro del Ingreso Familiar de Emergencia que llevó a que muchas personas dejaran sus hogares para abarrotarse en los cajeros automáticos. Otros, en cambio, argumentaban tareas como depósitos bancarios, entre otras gestiones.
    A esto, se suma otro factor: en la mayoría de los casos, las personas no se encargaban de respetar la distancia prevista para disminuir los riesgos de contagio, tampoco se vio el uso de barbijos como una práctica habitual ante tanto tiempo de exposición. Cabe recordar, que las recomendaciones insisten en evitar salir a la calle y transitar espacios públicos y, en caso de hacerlo por extrema necesidad, evitar la larga exposición en esos ambientes.
    Un reclamo de varios vecinos que fueron testigos de esta situación desde sus balcones y terrazas, tiene que ver con la falta de controles. Recientemente, se tomaron medidas como el bloqueo de calles para restringir y desalentar la circulación interna, pero durante los momentos en los que mucha cantidad de gente circuló por las calles, pocos y casi nulos fueron los controles, aunque esa iniciativa podría haber llevado un poco más de orden a la situación.