• Hoy 29 - Zárate - 12.8° / 16°
    • Despejado
    • Presión 1013 hpa
    • Humedad 62%
  • Los 75 años del Estudio de Ingeniería Pasqualini

    30/5/2020

    La saga familiar y profesional del Estudio Pasqualini comenzó allá por 1943. Atilio Pasqualini, nicoleño de nacimiento, se había graduado de Ingeniero en la Universidad Nacional de Rosario. Su padre guardaba amistad con el Dr. José María Gúerci, por entonces diputado nacional y como tal, un ferviente impulsor de la educación. Aspiraba por entonces a concretar un viejo deseo de los zarateños: crear un Colegio secundario en la ciudad. El proyecto tuvo la aprobación de la Legislatura nacional y, el tan anhelado colegio se concretó. El 21 de mayo de 1943 nacía el que con el correr del tiempo, se convertiría en el prestigioso Colegio Nacional de Zárate, una “leyenda” de la sociedad zarateña.
    Esa amistad de Pasqualini padre con Güerci, trajo a Zárate al flamante ingeniero. Había que formar el plantel de profesores para el naciente Colegio, y al conocer el diputado que el hijo de su amigo era un graduado universitario, lo invitó a formar parte del equipo de docentes en el área de Matemática. Hoy parecería una quimera, pero Atilio Pasqualini aceptó la oferta laboral, vino a vivir a Zárate y a trabajar en las cátedras de Matemática teniendo el honor de conformar con otros “históricos” fundadores, el primer equipo docente del Colegio. Llegó en tren, por entonces el mejor medio de transporte, y en la estación del Mitre lo esperaban José María Güerci y su esposa “Monona”, recordada profesora de Castellano, también integrante de aquel equipo pionero que formó a la primera camada de bachilleres zarateños.
    Aquí comenzó la historia zarateña de la familia Pasqualini. En un comienzo, Atilio vivió en una pensión de la calle Rivadavia al 800 (vivienda que fuera propiedad del Dr. Aurelio Aleotti) donde compartió los días con otro nicoleño también llegado para trabajar en el Nacional, el recordado escribano que dictó cátedra de Historia, Dr. Carlos Alberto Leumann.
    Así, radicado en Zárate el ingeniero Pasqualini inició también su actividad profesional como Ingeniero Civil y Agrimensor. En 1945, contrajo matrimonio con su novia de San Nicolás, María Luisa Ondarcuhu y en ese mismo año, el 30 de mayo inaugura su Estudio de Ingeniería en una vivienda de la calle Félix Pagola 55, siendo sus colaboradores Miguel Piccirilli y Carlitos García.
    Su trayectoria profesional es paralela a su labor de docente en el Colegio Nacional, en el edificio de Belgrano 758.
    Y la historia continúa con sus hijos: en 1974 el mayor de ellos Jorge Atilio se integra al estudio luego de graduarse como Agrimensor en la Universidad Nacional de La Plata, y dos años después el estudio se traslada a dependencias de la casa familiar en 25 de Mayo 315, con la participación temporaria de su otro hijo Luis Rafael recibido de Ingeniero en Construcciones también en la UNLP. Don Atilio y sus hijos compartieron allí la actividad profesional hasta 1983, año en que se acoge a los beneficios jubilatorios luego de 40 años de labor.
    El Estudio continuó sus actividades profesionales en forma permanente a cargo de Jorge Pasqualini celebrando hoy una trayectoria prestigiosa de 75 años en el área de la ingeniería y agrimensura. Compartir este aniversario con la comunidad es una forma de agradecer a clientes, amigos, a toda la comunidad y especialmente, a sus colaboradores Sergio Civitarese, Liliana Regalado y Valeria Mariluis. También es un grato momento para recordar a su fundador, el ingeniero y profesor Atilio Pasqualini quien impulsado por el deseo de ser docente del flamante Colegio Nacional, arribó a Zárate fundó su familia y su estudio profesional, arraigándose afectivamente a nuestra comunidad.

    La familia Pasqualini: María Luisa Ondarcuhu, sus hijos Luis, Marisa y Jorge.
    El Ingeniero Atilio Pasqualini.