• Hoy 24 - Zárate - 13° / 15.1°
    • Nublado
    • Presión 1020 hpa
    • Humedad 63%
  • Nación financiará obras públicas y el Municipio deberá presentar proyectos de infraestructura

    5/6/2020

    Antes de que comenzara la cuarentena por la pandemia de coronavirus, el Gobierno Nacional, lanzó el programa “Argentina Hace” con el objetivo de generar infraestructura necesaria con mano de obra local.
    En los últimos días el presidente, Alberto Fernández, relanzó el programa en la provincia de Buenos Aires, señalando que se realizará una inversión en obra pública de casi 20 mil millones de pesos en 24 proyectos diferentes que, según el Gobierno, beneficiarán a más de 13 millones de personas y generarán 8.700 puestos de trabajo, con paridad de género.
    Los trabajos comenzarán en los siguientes municipios del Gran Buenos Aires; Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Berisso, Ensenada, Escobar, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, General Rodríguez, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Matanza, La Plata, Lanús, Lomas de Zamora, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Morón, Pilar, Quilmes, San Fernando, San Isidro, San Martín, San Miguel, Tigre, Tres de Febrero y Vicente López.
    Zárate deberá presentar proyectos
    Es curiosa la posición de Zárate para el gobierno provincial dentro del esquema de proyectos productivos en contraposición con el aspecto sanitario.
    Precisamente en materia sanitaria Zárate se encuentra dentro de la Región Metropolitana (AMBA), por eso se aplican protocolos sanitarios contra el Covid- 19 estrictos que generan polémica en comerciantes, agentes inmobiliarios y otros rubros que aún no pudieron abrir sus puertas desde el 19 de marzo. Aunque, por otro lado, para este paquete de obras públicas anunciado y para la continuidad de proyectos sanitarios a través de la empresa sanitaria Aysa, Zárate no se encuentra dentro del AMBA. Por lo tanto no se entiende qué características debe tener un distrito para pertenecer o dejar de hacerlo.
    Argentina Hace
    Horas atrás se presentaron 24 proyectos productivos del “Plan Argentina Hace” lanzados por el Gobierno nacional y coordinador por la provincia. Se trata de una serie de programas que apuntan a generar trabajo rápido y en un buena cantidad, debido a que se trata de asfalto, iluminación, cloacas, agua potable y construcción, que demandan mano de obra intensiva.
    En detalle sólo algunos municipios del Conurbano se vieron beneficiados por estas obras; y en el corredor de Panamericana sólo las obras importantes llegan hasta Escobar, a los cuales el gobierno nacional enviará sólo al distrito de Sujarchuk 239 millones de pesos.
    En cuanto al distrito de Zárate, deberá presentar sus proyectos para disputarse con otros diez distritos un remanente de mil millones de pesos ($1.141.807.801) junto a otros municipios como Brandsen, Campana, Cañuelas, Exaltación de la Cruz, General Las Heras, Luján, Marcos Paz, Presidente Perón y San Vicente.
    En total de las obras en estos 40 distritos más lo que aportará Aysa, alcanza los 19.557 millones de pesos, de los cuales 9827 millones corresponden a Obras Públicas, a los que deben sumarse otros 800 millones para las unidades sanitarias en las cárceles.
    Aysa realizará obras solo en 16 municipios
    Como corolario, Aysa realizará 68 obras de agua y cloacas en 16 municipios del Gran Buenos Aires no planificándose obras en Zárate; pese a que antes del 2016 nuestro Partido sí se encontraba dentro del área de prestación de la empresa que hoy administra Malena Galmarini. Cáffaro se reunió con la funcionaria durante el verano para pedirle más inversión en el área sanitaria. Sin embargo, por ahora no desembarcará dicho organismo que sigue teniendo como límite de su zona operativa en el corredor de Ruta 9 a Escobar.
    Por último se desconoce oficialmente cuál es fue el criterio de la Provincia para focalizarse sólo en algunos distritos con obras millonarias, dejando afuera a Zárate y a Campana, por ejemplo; y estableciendo un límite imaginario, pero arbitrario, a la altura de Escobar para denominar al AMBA y la necesidad de reactivar las economías de los municipios mediante un programa de obra pública; cuando en realidad el AMBA en el aspecto sanitario sí alcanza a nuestro Partido.

    Burocracia y desidia
    En detalle, en el año 2009 el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, anunció una batería de obras de 36 millones de pesos; las cuales incluyeron la repavimentación de los accesos, nuevos edificios públicos, obras sanitarias y pavimentación de calles para Zárate.
    Luego de infructuosos cinco años, el Municipio logró terminar la mayoría de las obras anunciadas por Nación, tal cual se había prometido, pero también muchos proyectos con dinero propio. Sin embargo más proyectos de infraestructura se agregaban a la batería de obras aún sin terminar y así se llegó a tener un frente de entre 40 y 60 obras en la ciudad con escaso ritmo.
    En sí, fueron muchas las complicaciones que impidieron que las obras se realicen de forma fluida: empresas que presentaron quiebra a la mitad de una obra; mala calidad en los materiales con lo cual el gobierno comunal debió salir a financiar tramos de Lavalle por ejemplo, o del Camino 038.
    Y, fundamentalmente, lo que sucedía era que el gobierno nacional giraba a cuentagotas las partidas presupuestarias y, con el correr del tiempo, a la mitad de una obra se cubría el presupuesto inicial pautado en el año 2009 ya que la inflación corría más rápido que la obra en sí. Entonces se pedían actualizaciones presupuestarias para terminar pero las partidas no llegaban.
    Por lo tanto fue la burocracia estatal de la Nación la que atentó contra el normal desarrollo de los proyectos en Zárate, llegando a la decisión del Municipio de no colocar más los plazos de obra en los carteles que informaban cada uno de los proyectos.
    Además en los últimos años, concejales de la oposición; salieron a denunciar irregularidades en las obras públicas, como en el camino de acceso al Centro de Gestión del Conocimiento, tema que derivó en una comisión de investigación en el Concejo Deliberante, o el soterramiento de cableado de alta tensión en 6 de Agosto que originó una causa judicial.
    Y en cuanto a la obra pública durante la gestión de Cambiemos, la tónica fue la desidia; situación que generó el slogan de campaña de 2017, “Con lo nuestro”, en el cual el intendente Cáffaro reconocía que las obras desarrolladas en Zárate eran con fondos de la Comuna tras la rescisión de contratos de obra pública de parte del gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.
    De hecho el jefe comunal amenazó con presentar un recurso de amparo colectivo por el recorte de obras de Macri para la localidad de Zárate y el perjuicio que ello traía para todos los ciudadanos.
    En aquel momento fue muy criticado el presidente por todo el gabinete municipal ya que se calculaban que alrededor de 800 millones de pesos “se perdieron para los vecinos de Zárate y Lima”, expresó el intendente Cáffaro. Se trataba de acuerdos por obras de gas, infraestructura urbana y mantenimiento de caminos y rutas.

    Reforma de la Avenida Lavalle. En el año 2009, el gobierno nacional llevó a cabo un ambicioso plan de obras para Zárate.