• Hoy 19 - Zárate - 12.4° / 13.8°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 39%
  • Las inmobiliarias aguardan autorizaciones de Provincia y Municipio para volver a funcionar

    10/6/2020

    A comienzos de semana, la Municipalidad de Zárate informó una serie de rubros comerciales que podrían comenzar a funcionar tras recibir la habilitación por parte del gobierno bonaerense.Pero entre esos rubros, se destaca la ausencia de las inmobiliarias, mientras que si se habilitó el funcionamiento de locales de atención de cobranzas extrabancarias, registros o rentas, entre otras oficinas.
    En diálogo con LA VOZ, Pablo Mangiantini describió la situación que atraviesa el sector que, si bien se vio rotundamente alterado en su funcionamiento a partir de la medida de aislamiento social preventivo obligatorio, también cuenta con distintas alternativas e ideas para continuar brindando su servicio.
    Por el momento, se encuentran gestionando sus inquietudes y propuestas a través del Colegio de Martilleros Públicos de Zárate Campana, trabajando peticiones a nivel local y provincial.
    En este sentido, consideran que se encuentran preparados para dar cumplimiento a los protocolos previstos para evitar casos de contagios de Covid 19, ya que no se trata de un tipo de comercio que reciba una gran afluencia de público en las oficinas, por lo cual podrían implementar un sistema de turnos, entre otras alternativas.
    “No solo se nos complica a nosotros, sino a nuestros clientes por el hecho de tener que entregar una propiedad cuando se termina un contrato o pagar un alquiler. Pensamos que si un Rapipago puede estar habilitado, nosotros podríamos estarlo para el cobro de alquileres”, señaló Mangiantini. Al cierre de esta edición, los martilleros aun no habían tenido una respuesta concreta sobre el pedido de habilitación, que se encontraba en instancias de análisis y estudio. “Estamos esperando una resolución favorable”, agregó.
    Los inconvenientes para las inmobiliarias no solo tienen que ver con el cobro de los alquileres o las ventas de propiedades, sino que desde la llegada de la pandemia al país se registró una importante suspensión de nuevos clientes.
    “Ya veníamos golpeados por la crisis y el mercado está paralizado a raíz de esto. Entiendo que hay cosas que uno puede aceptar y que no es momento para hacerlas, como mostrar una casa que está en venta donde vive gente. Pero dentro de las cuestiones que se nos pueden presentar hay cosas que podríamos hacer, como la parte administrativa, el cobro de alquileres, renovación de contratos. La gente nos llama porque necesita alquilar, renovar o mudarse y no podemos darle una respuesta adecuada”, refirió y agregó: “Es todo muy dificultoso. Hacemos lo que podemos sin salirnos de lo permitido. Las mudanzas están permitidas pero nosotros no, entonces no podemos tomar posesión de una casa que termina el contrato o tomar una llave. Algo que podríamos hacer tomando los recaudos necesarios”.
    Al momento, desde el Colegio de Martilleros Públicos de Zarate Campana, propusieron una serie de protocolos de atención al público para lograr las autorizaciones, y se mostraron abiertos a recibir las medidas que pueda dar el Municipio o la Provincia para saber cómo proceder. “Están todas las oficinas preparadas como para atender de una persona a la vez, con un vidrio de protección entre el cliente y la persona; estamos abiertos a recibir indicaciones. A esta altura la gente tomó conciencia y está educada a que es diferente, que cambió el día a día, cambió la normalidad.Todo el mundo usa barbijo, acepta la distancia y el alcohol para lavarse las manos.No va a ser una lucha constante con el cliente porque quiera romper los protocolos”, definió Pablo Mangiantini.
    Por el momento, las inmobiliarias continúan trabajando con los empleados en sus casa y haciendo trabajo de manera remota. Atienden consultas y gestionan las necesidades en virtud de lo posible dadas las circunstancias.
    “Espero que esta situación termine lo antes posible para el bien de todos y que las consecuencias sean lo más leves que la realidad lo permita.Estamos de acuerdo con la cuarentena, con tomar todas las precauciones del caso, con que la prioridad es defender la salud, pero que habría que buscar la vuelta para poder hacer algunas cosas. Nose va apoder llevar la actividad igual que antes, pero hay cosas que se pueden hacer y sería una cuarentena inteligente”, concluyó.