• Hoy 19 - Zárate - 7.9° / 8°
    • Despejado
    • Presión 1016 hpa
    • Humedad 45%
  • Infectólogos evalúan como “exitosa” la cuarentena

    22/6/2020

    Infectólogos calificaron de “exitosa” la cuarentena al cumplirse tres meses de aislamiento social, llamaron a “ponerle un freno” al aumento de casos de coronavirus en el AMBA con la adopción de medidas más restrictivas de circulación y mayores controles, y sostuvieron que los recursos sanitarios “no son infinitos”.
    “La cuarentena fue una medida muy acertada que se tomó precozmente. Nos permitió ganar tiempo y, en líneas generales, la gran mayoría de la gente acompañó, lo cual es muy valioso”, dijo Lautaro de Vedia, infectólogo y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, quien agregó que “se ha hecho larga. Ya llevamos tres meses pero esto recién empieza”. “Tenemos más de 950 muertes en total cuando hay países que cuentan esa cantidad por día. Son muertos, son personas, no es algo menor”, destacó.
    En la misma línea se manifestó la infectóloga Leda Guzzi, quien aseguró que “la cuarentena ha sido muy efectiva, muy exitosa, sobre todo en esa primera etapa donde en marzo la duplicación de casos era de cada 3 días y luego se llegó a un promedio de 16”.
    “En ese momento se cortó de cuajo el contagio exponencial porque, sino, habría habido una proyección muy significativa de casos y en poco tiempo hubiera colapsado el sistema de salud”, explicó Guzzi, y precisó que “el aislamiento social permitió fortalecer los centros de salud, capacitar al personal, conseguir respiradores, camas e insumos para protección personal”.
    “Sirvió para que en este momento podamos recibir el volumen de casos que estamos teniendo. Está aumentando significativamente. Hace un mes eran 250 casos, pero ahora 1.500 por día”, alertó.
    “La cuarentena fue exitosa porque logramos en este tiempo que no haya casos de manera exponencial. También es lógico que los casos suban, como subieron en todos los lugares del mundo”, explicó la infectóloga Laura Barcán, y agregó que “el virus circula en la comunidad, y con tantos días de aislamiento empieza a haber rupturas”.
    “Este virus fue algo inesperado, lo veíamos en China y nadie imaginó que iba a pasar lo que pasó. Hasta los científicos de la OMS se asombraron con la velocidad de transmisión en el mundo, lo que otro virus tarda 4 meses, este lo hizo en uno”, aseguró.
    Del total de los diagnosticados en el país, 2,8% casos son importados, 38,4% contactos estrechos de casos confirmados, 40,9% casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.
    Desde el inicio de la pandemia, el promedio del índice de positividad se ubica en 17,2, mientras que ayer fue de 27,6 en todo el país: la Capital Federal alcanzó el 35% de positividad y la provincia de Buenos Aires el 31%, indicó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.
    “Es fundamental ponerle algún freno a este crecimiento de casos que estamos teniendo. Es una decisión de las autoridades sanitarias. Sabemos que la gente llegó a un nivel de hartazgo importante, pero si se satura el sistema de salud, se va a saturar de manera uniforme para todos”, alertó Guzzi.
    Jorge Aliaga, físico del Conicet y ex subsecretario de Evaluación Institucional del Ministerio de Ciencia y Tecnología, dijo que “hasta el 23 de marzo veníamos creciendo entre 3 y 4 días de duplicación de casos y logramos salir del crecimiento exponencial con la cuarentena, pero a partir de que se empezaron a retomar más actividades, la movilidad de la gente creció, y ahora cada vez hay más personas que se mueven, según datos de Google”.
    “El problema de esta enfermedad no es sólo que es contagiosa. Lo que la hace complicada es que cuando una persona se contagia recién a los 5 días empieza a sentirse mal, y en esos 5 días está contagiando y no lo sabe”, indicó.
    En cuanto a la continuidad de la cuarentena, los infectólogos coincidieron en que se pueden esperar medidas más restrictivas ante el aumento de casos en el Area Metropolitana.
    “Posiblemente en algunas zonas del AMBA haya que endurecer la cuarentena, apretar más los controles sobre los medios de transporte”, aseguró De Vedia, y remarcó que “son vitales las medidas preventivas del uso del tapabocas, la distancia social y lavado constante de manos, que van a tener que ser mantenidas de acá en adelante”.
    “La flexibilización de los controles y el aumento de la movilidad ciudadana es palpable”, criticó Guzzi, y advirtió que “es un virus sumamente transmisible y no es fácil de contener, ningún país del mundo pudo restringirlo”.
    “Lo que no se puede hacer ahora es flexibilizar más. No sé si van a volver a atrás, pero no se pueden agregar flexibilizaciones en medio de este aumento”, alertó Barcán.
    “Lo importante es que si tenemos un aumento exponencial de los contagios nunca van a alcanzar los recursos porque no pueden crecer exponencialmente. No tenemos recursos sanitarios infinitos”, advirtió Aliaga, y propuso “dejar a la gente quieta para que bajen los casos y continuar la tarea de buscar y aislar los casos en el AMBA”.

    Plazas vacías por el aislamiento, como la de la calle 9 de Julio al 200.