• Hoy 29 - Zárate - 20° / 22.2°
    • Despejado
    • Presión 1008 hpa
    • Humedad 48%
  • Merma en la recaudación domiciliaria para la CEZ

    7/9/2020

    La otra entidad importante, que también vio mermados sus ingresos, fue la Cooperativa Eléctrica de Zárate (CEZ). Al 30 de junio del año pasado, en su balance Nº84, presentó una facturación total de 2.073 millones de pesos. Una cifra equivalente a los movimientos contables presupuestados por el municipio para este año por lo menos previo a la pandemia.
    “Los balances cierran para nuestra entidad los 30 de junio de cada año. Y la pandemia se declaró durante la segunda quincena de marzo con el ingreso a la cuarentena. y terminó aplicándose fuerte en abril. Sin embargo, la factura de ese mes tenía dos vencimientos, uno en mayo y otro en junio. Por lo tanto casi que no nos agarró en este balance 2019-2020 que estamos terminando de procesar. Pero en el balance de 2020-2021 veremos las consecuencias económicas”, consideró el presidente del Consejo de Administración de la CEZ, José Luis Mangini. “Tuvimos suerte de que la composición productiva del Parque Industrial local produce bajo el catálogo de actividades esenciales; y en un 80% las plantas no pararon. Pero en otros partidos las cooperativas y distribuidoras sufrieron la situación inversa, pararon las empresas en un 80%. O sea que, si bien todas las empresas mermaron su producción, no pararon”, explicó.
    “Aunque sí tenemos una merma de cobrabilidad del servicio eléctrico domiciliario que ronda el 44%. Calculamos que esto no tendrá un gran impacto por la tracción del sector industrial que siguió consumiendo; pero calculamos que será representativo”, evaluó el titular de la CEZ.
    “Aún más en esta situación, seguiremos atendiendo a todo el mundo; tratando de que la gente no se caiga del sistema de Cooperativa ni se enganche de la luz porque no la puede pagar. Lo que más nos duele es que habíamos podido ingresar a la CEZ, durante los últimos diez años, a 4800 nuevos hogares. En muchos casos los sacamos de la informalidad de los asentamientos y los incluimos mediante una tarifa social. A esa gente hoy le pedimos por favor que no se caiga, que venga a Cooperativa, ya que hay planes de pago, quita de intereses, prórrogas de vencimiento. No queremos que se caigan de cooperativa eléctrica porque nos llevará otros diez años volver a incorporarla”, concluyó el presidente de la Cooperativa Eléctrica local.
    Recién en estos meses se comenzará a ver el legado económico generado por la pandemia para la municipalidad y la cooperativa eléctrica, como hoy en día ya se pueden visualizar los múltiples comercios vacíos en la zona céntrica, la demanda de viandas y bolsones de comidas en establecimientos educativos y en diferentes puntos barriales, las necesidades imperiosas de muchas PyMEs y la preocupación de cada uno de los vecinos y vecinas por sus fuentes laborales.

    La Cooperativa Eléctrica dispuso planes de pago para sus asociados.