• Hoy 5 - Zárate - 15.7° / 17.3°
    • Nublado
    • Presión 1022 hpa
    • Humedad 45%
  • Aguardan que se promulgue la prohibición de pirotecnia sonora

    9/11/2020

    La letra de la ordenanza de regulación y prohibición de la pirotecnia sonora en Zárate aún está dando que hablar; dado que los concejales esperan que el municipio promulgue la ordenanza que terminaron de aprobar la semana pasada.
    Y de parte de los comerciantes, que ya han presentado su postura crítica a la ordenanza, buscan acceder a la ordenanza aprobada y que el municipio informe cómo será la situación de venta y comercialización a un mes y medio de las fiestas.
    Tal como informó este medio, se creó una comisión de estudio de la pirotecnia y se convocó al Centro de Comercio, familiares de niños y niñas con autismo, se verificó la jurisprudencia vigente y otras ordenanzas análogas aprobadas en otros distritos y el propio Ejecutivo municipal decidió avanzar a fondo en la prohibición de la pirotecnia sonora en el Partido.
    Sin embargo llega la hora de poner la ordenanza en marcha y ya se ingresa en el territorio empantanado del municipio, con su burocracia y sus tiempos más laxos.
    Y todo vuelve a trabajarse a contrarreloj, ya no de parte de los ediles sino que ahora son los comerciantes quienes quieren saber cómo queda la situación comercial luego de la aprobación de tal ordenanza.
    En realidad lo que se prohibió, en detalle, son los petardos, los fosforitos, las baterías y otros artefactos pirotécnicos que “tengan capacidad de producir efectos audibles y generar molestias a terceros”, aclara la ordenanza. Quedan exceptuados, entonces, las estrellitas, las cañitas voladoras, las bengalas y “todo artefacto que tenga la capacidad de producir efectos visuales y fumígenos pero nunca audibles con capacidad de afectar a terceros”•, establece la normativa como excepciones.
    Por lo tanto está autorizada la venta de estos productos, y es por ello que los comerciantes reclaman cómo avanzar en la comercialización.
    La ordenanza contempla, en este sentido, la creación de un registro de comercialización de pirotecnia y que los agentes municipales tendrán la potestad de comenzar los controles a partir del primero de diciembre.
    Aparte, será obligatorio un curso anual para la venta minorista; curso que por otro lado no se ha empezado a dar y estiman que no hay tiempo para ello.
    Además, la ordenanza prohíbe a los menores de 16 años vender estos productos como así también queda prohibida la exhibición y venta en la vía pública o lugar abierto.
    Por otro lado, también el Ejecutivo debe lanzar una amplia campaña de concientización la cual, hasta el momento, no está siendo desarrollada.
    Ahora será el municipio quien deba comenzar a trabajar para regular la comercialización y venta, dado que los comerciantes están a la espera de algún tipo de información oficial de la Comuna que todavía no se hizo pública.

    “No estamos enterados de lo que dice la ordenanza”

    Martín Goycoechea es el titular de “Pepe Petardo”, la firma local de venta de pirotecnia y que también organiza eventos masivos con fuegos artificiales.
    El comerciante hoy se presenta como parte damnificada y reclama que sólo fue convocado por el concejal caffarista, Néstor Gerlo, que sólo pudo hablar cuatro minutos y que luego no lo llamaron más del Concejo Deliberante. De hecho ni siquiera conoce la ordenanza y denuncia que no se la quieren dar.
    “Nunca nos prestaron atención como sector comerciante, hasta el día de hoy no sabemos qué ordenanza es la que se aprobó. Fuimos al área de Medio Ambiente municipal y los propios funcionarios no tienen idea de que había aprobado una ordenanza. No tenemos información de nada y los propios vecinos que tienen la costumbre de tirar fuegos artificiales nos preguntan a nosotros y, la verdad, es que no sabemos qué decirles”, expresó el titular de “Pepe Petardo”.
    “Como todo comerciante, queremos las reglas de juego claras. No sabemos si venderles o no, ellos no saben si comprar o no porque no saben qué está prohibido o no. Hay toda una red de comerciantes y consumidores a quienes no se nos escuchó. Hubo una falta total de respeto y planificación. Y para nosotros fue un golpe muy duro como sector comercial luego de una pandemia muy dura a nivel económico”, concluyó.