• Hoy 28 - Zárate - 23° / 23.7°
    • Despejado
    • Presión 1012 hpa
    • Humedad 54%
  • El municipio participó de un operativo para desactivar intento de usurpación

    11/11/2020

    Durante la jornada de este martes fue registrado un intento de usurpación en el terreno donde se encuentra ubicada la Plaza de Barrio Reysol en Zárate.
    En este marco y teniendo en cuenta las políticas públicas impulsadas por el municipio respecto a estas prácticas ilegales, el intendente Municipal Osvaldo Cáffaro dispuso la participación en el Operativo de la Secretaria de Seguridad Ciudadana, quienes se acercaron rápidamente al lugar. Allí se desarrolló de manera exitosa la desactivación del intento de toma del terreno, junto con los efectivos de Prefectura Naval Argentina y Policía de la Provincia de Buenos Aires.
    El estado municipal seguirá actuando rigurosamente y en sintonía con el poder judicial, realizando las denuncias y acciones pertinentes en la justicia ante posibles intentos de usurpaciones, y denuncias que se puedan registrar en el Partido de Zárate. En este caso particular tuvo intervención en la causa la UFI Nº 7, a cargo del Dr. Alberto Gutiérres.
    El Departamento Ejecutivo desalienta e insta a la ciudadanía a evitar este tipo de prácticas, en este caso, relacionadas a la toma ilegal de tierras, remarcando con énfasis que estas acciones de usurpación en terrenos públicos, como privados, constituyen un delito penado por la Ley.

    Denuncian la usurpación de un terreno de 12 hectáreas en Pellegrini al 8500

    El pasado viernes los propietarios de un predio ubicado en calle Pellegrini al 8500 radicaron una denuncia en la UFI Nro. 7 del Departamento Judicial Zárate Campana, ante un presunto delito de usurpación perpetrado por un grupo de personas desconocidas que ingresó al lugar con fines de apropiación.
    Se trata de un terreno de 12 hectáreas que se encuentra en la intersección de Pellegrini y calle 15, entre el barrio La Florida y las proximidades del Camping de la UOM. La propiedad tiene dos dueños, ambos adultos mayores, quienes fueron alertados en los últimos días ante la llegada de los intrusos.
    Fuentes consultadas por este medio revelaron que los dueños del terreno ya aportaron la documentación respaldatoria necesaria a la Justicia, para avanzar con el expediente que ordene la identificación de las personas que irrumpieron en la propiedad y se ejecute la restitución del predio.
    Esta situación también puso en alerta a los vecinos domiciliados en las cercanías del lugar, dada la forma en la que se manejaron los presuntos usurpadores; según detallaron personas que asesoran a los propietarios, en el lugar se encuentra un grupo de gente cuidando y otra importante cantidad de personas realizando trabajos de limpieza.
    Lo llamativo, es que al lugar arribaron el pasado lunes, en horas de la noche e ingresaron tras romper el candado de uno de los accesos.
    Horas más tarde comenzaron a llegar camiones, topadoras, maquinaria pesada y hasta montaron un obrador, lo que da cuenta de un grupo organizado que cuenta con recursos económicos para desarrollar esa actividad. Asimismo, informaron fuentes a este medio, en el lugar se ven varias camionetas de alta gama que ingresan y egresan del predio.
    Pero lo que más llamó la atención, es la presencia de un móvil policial en el lugar que se encuentra cuidando las tareas que se llevan a cabo en el predio, a lo largo de las 24 horas del día.
    En el vecindario prefieren no emitir demasiadas declaraciones sobre lo que allí ocurre, por temor a represalias.
    De hecho, son los propios vecinos los que alertaron sobre este suceso, dado que muchos poseen una buena relación con quienes serían los legítimos propietarios, que hasta llegaron a ceder permisos para que pudieran alojar algunos caballos en ese campo.
    La denuncia se presentó formalmente el pasado viernes y desde el entorno de la parte que se presentó como damnificada aguardan las medidas que llevará a cabo la instrucción de la causa para recuperar su propiedad.
    Hasta el momento, señalaron que todavía no se identificó ni individualizó a los ocupantes, pero esperan que eso ocurra a la brevedad.