• Hoy 7 - Zárate - 12.5° / 16.9°
    • Despejado
    • Presión 1024 hpa
    • Humedad 48%
  • En el 35% de los campos del Partido no se cosechará soja por la sequía

    7/4/2021

    La última previsión para el trimestre abril- junio 2021 del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estima habrá entre un 40 y un 50% menos de precipitaciones en relación a los valores normales sobre el sur de la región Pampeana, el centro- oeste de la Patagonia y Noroeste Argentino (NEA).
    Asimismo, las chances de un trimestre más seco son mayores en el este de la provincia de Buenos Aires.
    Y como era de esperarse los factores climáticos tuvieron relación directa con las cosechas de la región pampeana que aún sigue siendo el motor de la economía nacional y que es la única que equilibra la balanza comercial con las exportaciones de granos.
    “Venimos de dos años de sequía profunda, con algunas lluvias puntuales que nos han sacado de apuros pero que no han movido el amperímetro. Recién desde finales de diciembre hasta los últimos días de enero la situación mejoró porque hubo más lluvias, y con ello mejoró la perspectiva de los maíces tardíos y la soja de segunda pero duró poco. Todo febrero fue muy seco y lo propio todo marzo. De hecho se secaron lotes enteros de soja de segunda, algo que nunca en mi vida había visto”, expresó Martín Coarasa, vicepresidente de la sociedad rural regional.
    Cabe aclarar que la “soja de segunda” se denomina a los cultivares de soja que son sembrados a partir de diciembre, generalmente precedidos por un cultivo invernal, y en la mayoría de los casos es el trigo en estas latitudes. En cambio la “soja de primera” es normalmente sembrada en octubre- noviembre y cosechada en marzo y mayo.
    Las razones de cosechar soja de segunda fecha de siembra es que permite obtener dos cosechas en una misma unidad de superficie en un mismo año, a su vez distribuye en mayores días las labores de siembra.
    “La temporada de soja de segunda fue tan mala que hay un 35% de lotes que no se van a cosechar, es decir que ni se va a gastar recursos en levantar la cosecha de tan malos que fueron los rindes. Luego hay otro 35% de lotes que obtuvo una buena cosecha y otro 35% aún con mejores resultados. Aparte los maíces tempranos que estamos cosechando están rindiendo sólo entre un 30 o un 40%; por lo que vienen muy flojos, en general los cultivos. Y la cosecha de soja de primera, que comenzó en los últimos días, también viene muy floja”, se lamentó el dirigente rural. “Hay hectáreas enteras en donde la soja debería estar verde que hoy está toda marrón, sin granos. La verdad es que el panorama de rendimiento para esta zona fue muy malo a raíz de la seca profunda que venimos padeciendo”, subrayó Coarasa.
    “Igualmente los precios internacionales son buenos, más allá de las retenciones y el tipo de cambio, entonces permiten salvar un poco la inversión pero la sequía nos afecta a todos por igual y no permiten tener previsibilidad sobre un mínimo de rendimiento por hectárea”, explicó.
    BAJO LA PRODUCCION DE LA REGION PAMPEANA
    En febrero, la Bolsa de Comercio de Rosario había estimado que la producción nacional de soja alcanzaría los 49 millones de toneladas, sin embargo, la última quincena de ese mes y los primeros diez días de marzo dejaron un saldo de precipitaciones más de deprimente, por lo cual la nueva proyección es de 45 millones de toneladas (caída del 9,2%).
    Según la entidad, “con suelos que se han quedado sin reservas para la soja de segunda, es éste el cultivo más afectado, y se estima que por la falta de agua se perderán 850.000 hectáreas, que en gran parte, se trata de cuadros de sojas de segunda”.
    Con este nuevo panorama, el rinde medio nacional sería de aproximadamente 2.750 kg/ha, 170 kilos menos que en el informe anterior de la Bolsa, razón por la cual la producción de soja se estima en 45 millones de toneladas.
    Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos serían en ese orden las zonas más afectadas por la sequía, pero cabe destacar que la incidencia de la provincia bonaerense es más grande dado que se sembró más soja, razón por la cual se le descontará 2,5 millones de toneladas de su producción estimada, que ahora sería de 12,45 millones de toneladas.

    A %d blogueros les gusta esto: