• Hoy 6 - Zárate - 5.6° / 7.7°
    • Despejado
    • Presión 1027 hpa
    • Humedad 70%
  • El Hospital Austral está en una situación crítica

    8/4/2021

    Desde el principio de la pandemia las autoridades comenzaron a advertir acerca de la saturación del sistema de salud. De hecho, en los últimos días varios centros de salud comenzaron a informar acerca de su situación y aseguraron que se encuentran cerca de colapsar por el alto porcentaje de ocupación de camas. Uno de ellos es el Hospital Austral, que es una de las históricas instituciones sanitarias privadas de Pilar. Según informó el propio centro de salud, ya se encuentra prácticamente al 100% de su capacidad, puntualmente en lo que respecta a las camas de terapia intensiva. En este área apenas resta una unidad sin usar.
    “Hace muchos meses que estamos con todas las camas ocupadas aún habiéndolas casi duplicado. Pasamos de 15 a 28 y hoy, tratando de optimizar los recursos, hay una libre”, aseguró Pablo Pratesi, Jefe de Terapia Intensiva de esta entidad.
    El titular del área explicó que lo que sucede en la unidad del establecimiento de la zona Norte del Gran Buenos Aires es lo mismo “que está pasando en la gran mayoría de las instituciones, tanto públicas como privadas” del Conurbano.
    En este sentido, Pratesi mencionó que hay una postergación de intervenciones ya programadas, está directamente relacionada con esa situación. “A muchos pacientes que requerían procedimientos no se los puede suspender ni dilatar tanto en el tiempo. Por lo tanto, estamos usando parte de los sectores del hospital para pacientes no COVID separando las áreas”, relató.
    El jefe de Terapia Intensiva del Austral, área en la que trabajan 26 médicos, 60 enfermeros y 14 kinesiólogos repartidos en diferentes turnos, también resaltó que el recambio de pacientes no permite descomprimir la situación y expresó su preocupación por lo que puede llegar a acontecer en los próximos días.
    “Del total de médicos, 18 nos contagiamos y padecimos en el propio cuerpo a la enfermedad. Una de las secuelas es el agotamiento, que se siente aunque tenemos la colaboración de varios servicios del hospital como cardiología, clínica y anestesia. Necesitamos que la sociedad ayude a que no haya tanta dispersión de la enfermedad. Si vuelve a pasar lo que ocurrió en el 2020 con las nuevas cepas del virus, que aparentemente son más contagiosas, la ola nos va a tapar mucho más”, señaló el profesional.
    Asimismo, el Dr. Pratesi aseguró que en caso de contar con más pacientes para asistir que camas a disposición han analizado “una sistemática para poder seleccionar” las internaciones. “Hay opciones, como alojar al paciente con el respirador en el servicio de emergencias o en los quirófanos. Podríamos potenciar la operatoria para pacientes graves, si fuera el caso”, mencionó.

    Desde el centro de salud confirmaron que ya se encuentra prácticamente al 100% de su capacidad, puntualmente en lo que respecta a las camas de terapia intensiva.
    A %d blogueros les gusta esto: