• Hoy 30 - Zárate - 12° / 13.2°
    • Despejado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 70%
  • Los vecinos tienen que registrarse para entrar al Municipio mientras dura el conflicto gremial

    27/4/2010

    Siguiendo recomendaciones policiales en el marco del conflicto que se vive en la Comuna hace semanas, el Ejecutivo cerró el acceso al Palacio Municipal por calle Rivadavia, habilitando únicamente la entrada por 3 de Febrero bajo custodia policial y colocando una valla en el interior del edificio. El objetivo es controlar el ingreso y evitar situaciones como las vividas días atrás en las que trabajadores irrumpieron en el hall y pasillos del Municipio.  Los vecinos que precisaron ingresar ayer para realizar alguna tramitación, sorpresivamente debieron registrarse ante personal municipal precisamente dispuesto para tal fin y para acompañarlos a las áreas correspondientes a su trámite.

    Lo que motivó esta nueva medida de seguridad preventiva para resguardar el patrimonio público y el normal desempeño del resto de los trabajadores municipales fueron las manifestaciones que se llevaron a cabo la semana pasada en el interior del Palacio Municipal, según explicó el director general de Relaciones con la Comunidad, Eduardo Amado.
    “El viernes se vivió una situación muy ingrata, estuvimos hasta las 20 horas con la Municipalidad semi tomada, un grupo ingresó al pasillo que da al despacho del intendente donde se estaba llevando a cabo normalmente una tratativa entre funcionarios y dirigentes gremiales, no pensábamos que iban a hacer lo que hicieron”, explicó el director municipal.
    “Como las negociaciones siguen, para prevenir que suceda lo mismo, se tomó la decisión de cerrar el portón de Rivadavia y por la calle 3 de Febrero se permite el acceso pero las personas que tengan que hacer trámites son acompañadas por personal municipal de cada área”, agregó. Algunos vecinos sólo preguntaron retóricamente por qué tanta custodia y tantos requisitos para, por ejemplo, hacer una simple consulta, otros se mostraron molestos con tener que dejar sus datos personales para ingresar al Palacio y así los expresaron con gritos e insultos. No obstante, no hubo mayores inconvenientes e incluso, la asistencia personalizada a los ciudadanos facilitó aún más sus diligencias.
    “Es una medida que no nos gusta pero la tenemos que hacer porque tenemos que preservar el patrimonio de todos los zarateños y a los que están trabajando”, indicó Amado, “si bien no ha habido agresiones físicas sí las hubo verbalmente, quienes quieren trabajar se ven increpados así que ésta era la medida más lógica y menos conflictiva”.
    PIDIERON EXPLICACIÓN SOBRE LAS MEDIDAS
    Surgido como iniciativa de distintos concejales, el Cuerpo Legislativo aprobó la semana pasada dos expedientes, una resolución y un pedido de informes, haciendo referencia a las medidas tomadas por el Ejecutivo municipal en torno a la preservación del patrimonio público en la Comuna. Los proyectos, sin embargo no fueron acompañados por los ediles del bloque oficialista Nuevo Zárate.
    Ambos expedientes estuvieron relacionados a lo acontecido el miércoles pasado cuando, por primera vez en la historia de conflictos similares, se cerraron todos los accesos al Municipio y se suspendieron funciones en todas las áreas en el marco de la negociación entre funcionarios y sindicalistas.
    En ese contexto, el Concejo Deliberante solicitó al Ejecutivo que informara sobre el responsable de haber dado la orden de cerrar las puertas del Municipio, impidiendo, consecuentemente, el acceso de ediles y público en general.
    Además, en ese sentido, hicieron hincapié en la independencia de poderes. Los concejales consideraron que hubo un avasallamiento de sus facultades y libertades. Piden la apertura de las puertas en forma inmediata.

    SIGUEN LAS NEGOCIACIONES

    Las negociaciones para resolver el conflicto entre el Ejecutivo municipal y los trabajadores afiliados a ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) continuarán en el día de hoy. A primera hora se llevará a cabo una asamblea en la que los empleados tendrán a disposición el acta acuerdo al que se llegó ayer en la tarde y a media mañana tratarán de informar su postura a los funcionarios a fin de ir definiendo una solución que podría concretarse la próxima semana en La Plata.
    Aunque se ha retomado la negociación y ambas partes muestran señales para tratar de aliviar tensiones, la dilación del conflicto obliga a cuestionarse si realmente finalizará en el corto plazo. Sin embargo, en las últimas en las que tanto Ejecutivo como trabajadores han optado por reducir el nivel de rigidez en sus posiciones, el optimismo ha comenzado a tomar protagonismo.
    La negociación ayer se volvió a prolongar pero gremialistas y funcionarios llegaron a un pre acuerdo que se pondrá a disposición de la asamblea. De llegar a una respuesta positiva, la próxima semana podría continuar la negociación en La Plata, donde se encuentra actualmente el expediente, para definir un cierre definitivo al conflicto.
    Para “bajar decibeles” y destrabar el problema que ha paralizado parte de obras y servicios municipales, en la jornada de ayer ambas partes decidieron tomarse un cuarto intermedio cerrando el pre acuerdo en el que el Ejecutivo se comprometió a abonar los salarios correspondientes al último mes normalmente el próximo viernes, el gremio a mermar en las manifestaciones y, los dos sectores, a continuar la negociación en La Plata para descomprimir el conflicto.
    Alrededor de las 11 horas sindicalistas y funcionarios municipales se reunieron en la delegación del Ministerio de Trabajo de Zárate, aunque sin la intervención del organismo en la negociación. El encuentro se extendió hasta las 17, hora en la que se determinó hacer una pausa a la espera de respuesta por parte de los trabajadores.
    En ese contexto se realizará hoy una asamblea y alrededor de las 10 horas, los propios trabajadores, estarían en condiciones de manifestar su postura sobre la decisión de finalizar el conflicto la próxima semana en los términos pre acordados. Sin embargo, dadas las últimas circunstancias, hasta tanto no se concreten todos los puntos sobre los que se ha a avanzado ninguna de las partes se arriesga a hablar de una solución.

    La Policía custodiando ayer el ingreso por la calle Rivadavia

    Los vecinos tienen que ingresar por la calle 3 de Febrero

    La mesa donde se realizan los registros