• Hoy 17 - Zárate - 4.9° / 5.8°
    • Nublado
    • Presión 1030 hpa
    • Humedad 71%
  • Un zarateño residente en Italia, murió en un avión en España

    13/5/2010

    Pablo Mario Stuto, un vecino zarateño que desde hace varios años residía en Catania, Italia,  falleció de un paro cardíaco, el 27 de abril  pasado en el aeropuerto de Barajas, Madrid, al abordar un avión con destino a Roma. Durante 9 días no se conoció su destino tras ser buscado intensamente por sus hijas que ahora iniciaron acciones legales por “negligencia en la información”.
    Stuto regresaba desde Buenos Aires a Italia por Iberia con escala en Madrid. El 27 de abril pasado cuando a punto de despejar el avión con destino a Roma, sufrió un infarto en el aeropuerto de Barajas y falleció.
    Su fallecimiento había sido noticia en la prensa española pero nadie se contactó con sus seres queridos para informarles de ello. Sus dos hijas, Betiana y María Paola Stuto, pasaron “nueve días de agonía permanente” en busca de su padre hasta conocer su paradero: el Instituto Anatómico Forense de Madrid. Nadie les avisó de su defunción.
    Pablo Stuto regresaba a Italia, donde ahora residía, tras una breve visita a Argentina,  para conocer a su nieto recién nacido. El viaje hasta Sicilia era largo, con escalas en Madrid y en Roma, y había prometido que avisaría cuando llegara a su destino.
    Estos días han sido especialmente difíciles para su hija Betiana, embarazada de gemelos, que vive en Málaga, España. “Hablaba con él todos los días y me extrañaba que no llamara”, explicó al diario español  “20minutos”. “Tenía el celular apagado, así que nos pusimos en contacto con su novia, con los jefes del bar en el que trabajaba… pero nadie conocía su paradero”, explicó.
    Ahora, les piden 4.000 euros para sacarlo del Anatómico Forense porque al transcurrir tanto tiempo hay que hacerle un tratamiento especial.
    LA BUSQUEDA
    Varias llamadas al aeropuerto de Buenos Aires y a Iberia, compañía con la que viajaba Stuto, apuntaban a que el pasajero había llegado a su destino, según su familia.
    Ante la ausencia de pistas sobre su padre, los familiares decidieron denunciar la desaparición ante las autoridades españolas, argentinas e italianas, tras lo cual la Policía italiana entró en el domicilio para comprobar que nunca llegó a casa.
    “En la terminal 4 de Barajas me aseguraron que no tenían conocimiento de que ocurriera ningún incidente el pasado 27 de abril”, explicó Betiana. “Era como si se lo hubiese tragado la tierra”, concluyó. Su insistencia en la búsqueda de su padre la llevó a contactar con el consulado italiano, donde el pasado 6 de mayo le confirmaron la noticia que su padre había fallecido y su cuerpo permanecía en el Anatómico Forense, a donde sería donado en breve ya que nadie lo había reclamado.
    Fuentes aeroportuarias contactadas por “20minutos” aseguraron que, en este caso, la comunicación a los familiares corresponde a la compañía aérea en cuestión o al juzgado, negando cualquier tipo de responsabilidad en ello ya que  “el pasajero se encontraba en el interior del avión en el momento de su fallecimiento”.
    “Nuestra norma es contactar con la familia”, subrayan por su parte fuentes de Iberia. No obstante, matizan que en el momento en que preparaban la comunicación a los familiares, se recibió un aviso de la Policía judicial informando de que el caso quedaba en sus manos. “Nos abstuvimos de llamar ya que nos pedían que nos mantuviéramos al margen”, destacan desde la compañía aérea.
    Por su parte, la familia de Pablo Mario Stuto anunció medidas legales por la “negligencia de información” cometida ya que, según denunciaron, “nadie se hace responsable de nada”. “Lo dejaron abandonado: si no me hubiera movido por mis medios todavía no sabría nada”, se lamenta Betiana.

    Pablo Mario Stuto

    A %d blogueros les gusta esto: