• Hoy 29 - Zárate - 17.5° / 17.8°
    • Nublado
    • Presión 1011 hpa
    • Humedad 96%
  • Se presentó el Festival de Chamamé

    26/2/2013

    Más de tres mil personas participaron el domingo del Festival de Chamamé realizado en el anfiteatro “Homero Expósito” de la Plaza Italia, que finalizó a toda orquesta con un recital de “Monchito” Merlo de casi dos horas. Ovacionado por la multitud, que no sólo aplaudió, y coreó al popular chamamecero, sino que se animó a bailar junto a la fuente de Plaza Italia. Organizado por la Dirección Municipal de Cultura, el evento comenzó con gran cantidad de gente que fue juntándose desde horas tempranas para disfrutar del espacio público, compartir la música de otras agrupaciones que se dieron cita en el escenario y de los puestos de comidas sobre la calle Pinto.
    La fiesta comenzó con la presentación de Luis Bertolotti y su conjunto que llegó desde Paraná para soltar el primer sapukai de la velada . Y siguió tomando ritmo con la llegada de Los Tagüé de Galeguay , con Hugo Durakcek, Juan Etcheverry, Raúl Poce y Juan Martín Caraballo, quienes se encargaron de darle un un toque de pura cepa entrerriana a la canción chamamecera.
    La primera gran ovación de la noche fue para los chicos de Zárate ( no tan chicos ya por su importante trayectoria) de Pura Sangre, quienes vienen de ganar el Festival Baradero 2013 y que tuvieron que extender su presentación a pedido del público que los vivaba sin cesar. Reconocimiento más que merecido para la banda folkórica que integran Atilio Thea (voz, guitarra, charango y quena), Milton Thea (Voz, guitarra y armónica), Adrián Gonzáles (Teclados y armónica), Leandro “chino” Martínez (Batería, percusión y accesorios) y Damián Monserrat (Bajo eléctrico).
    El cierre, como estaba previsto, fue con el grupo del chamamecero más popular de los últimos tiempos: Ramón “Monchito” Merlo (hijo y padre de chamameceros), de destacada labor en todos los grandes escenarios del país y ganador de la medalla de oro en el reciente Festival de Corrientes. Con su acordeón y su modo tan particular de decir, de cantar y su especial humildad para acercarse a la gente, deleitó a la multitud que no lo dejaba retirarse del escenario. Con gran generosidad y talento, desplegó su arte durante casi dos horas para deleite de vecinos de todos los barrios de la ciudad y de otras localidades que se acercaron a verlo. Carteles y pancartas de apoyo a “Mochito” de ciudades como José C. Paz, Campana, Federal , Chajarí (Entre Ríos) se dejaron ver entre la multitud.
    Fiel a su público, no negó ni autógrafos ni fotos para quienes lo siguieron hasta su partida, con una dedicación a sus fans como pocas veces se ha visto por nuestra ciudad.
    Así pasó la esperada fiesta del chamamé con un marco espectacular de público en una noche estival que parecía diseñada para la ocasión. Una fiesta que seguramente la gente recordará por mucho tiempo.