• Hoy 28 - Zárate - 9.4° / 10.3°
    • Despejado
    • Presión 1007 hpa
    • Humedad 87%
  • Preocupación por el crecimiento de los asentamientos urbanos

    2/6/2016

    El 2 de mayo de 2013 fue la última vez que la secretaría de Desarrollo Humano y Promoción Social municipal convocó a la Comisión de Asentamientos Irregulares para consensuar y aplicar políticas y definiciones claras respecto al problema de la radicación de asentamientos. Esta comisión, según el propio municipio, se iba a reunir cada 30 días pero ya pasaron más de tres años y no se convocó a otra reunión.
    La problemática habitacional de aquel entonces, y la presente, es la misma; la gran cantidad de vecinos viviendo en terrenos ajenos y qué alternativas existen de urbanizarlos, regularizar su situación dominial y dotarlos de los servicios básicos de luz, gas y agua potable.
    Luego del reciente corte de la ruta 6 a cargo de los vecinos de “Las Violetas”, quienes viven en condiciones precarias, pone en evidencia la necesidad de que esta comisión se reúna mensualmente como estaba previsto en su creación. En el 2014 los propios concejales reconocieron que existe un creciente número de asentamientos irregulares y es por ello que reclaman la intervención urgente del Ejecutivo municipal. La ordenanza que crea dicha comisión fue sancionada en el año 2008, lleva el número 3745, y desde su sanción el Ejecutivo nunca pudo sostener los encuentros periódicos pautados.
    Se registraron 27 asentamientos en el 2013
    Según el estudio de la ONG “Techo”, ex “Techo para mi País” existe en Zárate 27 asentamientos, con 6.855 habitantes. Por lo tanto, casi un 6% de la población total de la ciudad viven en asentamientos según la ONG.
    Se trata de un estudio presentado en el verano del año 2014, denominado “Relevamiento de Asentamientos 2013”, y llevado a cabo por 700 voluntarios coordinados por un equipo de profesionales de TECHO. Al respecto, ninguna autoridad municipal lo tomó como herramienta de diagnóstico y solamente se limitaron a contradecirlo; contratando el estudio con otras cifras que carecían de formalidad.
    Lo que plantea para nuestra ciudad el estudio, más allá de los números, es que existen varias zonas densamente pobladas donde los vecinos no presentan una titularidad dominial regular; asimismo carecen de servicios públicos, se encuentran “enganchados a la red de energía eléctrica”, no están conectados a la red cloacal, no poseen agua corriente, tienen a la mayoría de sus calles sin pavimentar, carecen del servicio de recolección de residuos y alrededor de un 73% tiene alumbrado público deficiente o directamente no tiene.
    Hoy, al consultar a concejales de la oposición, la mayoría comenta que la cantidad de habitantes en estas condiciones creció y que debería convocarse a esta comisión para analizar las políticas públicas tendientes a mejorar la calidad de vida de miles de estos vecinos.